Un total de ocho mil 149 personas reciben clases de distintos niveles educativos en los centros de reclusión en la Ciudad de México, informó Hazael Ruíz, subsecretario del Sistema Penitenciario de la Secretaría de Gobierno capitalina.

El funcionario explicó que hay 732 reclusos en educación primaria, mil 548 en secundaria, cinco mil 414 en bachillerato y 402 en licenciatura, mientras que en el programa de alfabetización están inscritas 253.

Abundó que en los centros penitenciarios también se otorgan cursos extraescolares, los cuales tienen una duración de cuatro meses y a ellos asisten nueve mil 446 personas, quienes toman clases de idiomas, historia, contabilidad, desarrollo humano y ciencias, entre otras materias.

Al respecto, destacó el trabajo que la Secretaría de Educación Pública (SEP) realiza en los centros penitenciarios, a través de los Centros de Educación Extraescolar (Cedex), el Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA) y el Colegio de Bachilleres, así como la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

Añadió que el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla cuenta con el Centro de Desarrollo Infantil “Amalia Solórzano de Cárdenas”, en donde se atiende a las y los hijos de mujeres privadas de su libertad.

Hazael Ruíz expuso que la educación es un derecho efectivo que tienen las personas privadas de su libertad, por lo que el Gobierno de Ciudad de México realiza convenios con instituciones educativas de todos los niveles para que quienes lo deseen inicien o retomen sus estudios.