Tornado de Oklahoma
Un hombre recupera objetos de su casa en Moore, Oklahoma, Estados Unidos.

El tornado que arrasó durante 40 minutos un gran sector residencial en Oklahoma City el pasado lunes ha dejado daños por unos 2.000 millones de dólares (unos 1.500 millones de euros) , y destruyó unas 13.000 viviendas, según varios balances hechos públicos este miércoles.

La estimación preliminar, calculada por el Departamento de Seguros de Oklahoma, se basa en evaluaciones visuales de la zona afectada, de una extensión superior a 25 kilómetros, según han publicados varios medios estadounidenses. Por ello, la cifra final podría ser incluso mayor.

El alcalde de Oklahoma City, Mick Cornett, ha señalado por su parte que tornado destruyó entre 12.000 y 13.000 viviendas.

Las autoridades todavía no han presentado cifras definitivas de la cantidad de viviendas dañadas o destruidas, pero las vistas aéreas muestran barrios enteros destruidos, vastos terrenos cubiertos de escombros y automóviles pulverizados.

Miles de millones

Dan Ramsey, presidente de Agentes Independientes de Seguro de Oklahoma, dijo que un cálculo de daños en miles de millones de dólares "no es sorprendente".

"Por ciento no es de cientos de millones", agregó, entrevistado por la agencia AP. "Supongo que al ver las proyecciones de desastres similares podría ascender a mil millones o más".

Sin informes de personas todavía desaparecidas y con una cifra de 24 muertos, las autoridades y los residentes se abocaban el miércoles a evaluar los daños y a planear el futuro de la ciudad de 56.000 habitantes que también fue afectada por un tornado en 1999.

Visita de Obama

Por otra parte, la Casa Blanca ha informado que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, viajará el próximo domingo al estado para observar "de primera mano" los daños ocasionados por el tornado que ha dejado al menos 24 muertos.

Durante su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que Obama viajará al área afectada para reunirse con las familias de víctimas y damnificados, y agradecer la labor de los equipos de emergencia.

Carney dijo que la Casa Blanca divulgará próximamente más detalles sobre la visita del mandatario a Oklahoma.