Latam Airlines Group anunció que durante los próximos dos años, la compañía transformará los interiores y la experiencia a bordo de más de 200 aviones, lo que significa aproximadamente dos tercios de su flota global, e implicará una inversión de 400 millones de dólares.

"Las nuevas cabinas nos permitirán ofrecer una experiencia a bordo líder en la industria con más opciones, flexibilidad y personalización para atender mejor a todos y cada uno de los pasajeros", afirmó la  vicepresidente de Clientes del grupo, Claudia Sender.

En un comunicado, detalló que la nueva cabina Premium Business de LATAM se introducirá gradualmente en la flota de largo alcance del grupo, incluyendo los actuales Boeing 767 y Boeing 777, y los nuevos Boeing 787-9 y Airbus A350-1000 que se entregarán más adelante.

“Nuestra cabina proporcionará comodidad, privacidad y un nuevo concepto de servicio sin igual para que los pasajeros puedan llegar a sus destinos descansados y listos para continuar su viaje. Al mismo tiempo, nuestra nueva cabina Economy ofrecerá a los pasajeros mayor comodidad, así como más opciones para mejorar los servicios y adaptar su experiencia de viaje", dijo.

La directiva explicó que cada uno de los asientos Thompson de diseño personalizado ofrecerán más privacidad y acceso directo al pasillo, así como configuraciones, tanto para pasajeros que viajen solos o en pareja, se reclinarán 180 grados en una cama “full- flat”, que se estira completamente.

Los aviones de largo alcance también contarán con una cabina Economy renovada, que ofrecerá a los pasajeros un nuevo aspecto, mayor comodidad y un sistema de entretenimiento a bordo de última generación.

Además, existirán más opciones para mejorar la experiencia de viaje, incluyendo Asientos LATAM+, que ofrece mayor espacio, mayor reclinación y servicios premium como el embarque prioritario.

Destacó que para los pasajeros que viajan en vuelos nacionales y rutas dentro de Latinoamérica, Latam está transformando las cabinas de más de 150 aviones Airbus A320 y A321, los cuales contarán con Latam Play.

Latam lleva tres años en el diseño de sus nuevas cabinas, consultando a pasajeros y expertos de la industria, así como a la tripulación de cabina y a los miembros del equipo, además de seleccionar su asiento Premium Business, simuló vuelos con pruebas de sueño durante un período de dos semanas.