La casa de Coyoacán de Teatro en Corto cerrará sus puertas a partir del próximo domingo, después de concluir las funciones de la temporada 18 y de la develación de la placa alusiva que estará a cargo del actor mexicano Luis Felipe Tovar.

Los fundamentos para dar por finalizadas las actividades de esta residencia, ubicada en el centro de la alcaldía Coyoacán, en el sur de la Ciudad de México, son los constantes problemas y quejas de los vecinos que se oponen a este centro teatral.

Lo que detonó esta decisión fue un acta levantada por el consejo vecinal, en la que se expone el supuesto exceso de ruido, el desorden provocado por el estacionamiento, la inseguridad, entre otros argumentos.

Mediante un comunicado, los organizadores de este concepto señalaron que la casa está a una cuadra del Centro Histórico, “y como todos sabemos, la zona es completamente activa y sufre de gran afluencia tanto de personas como de vehículos”.

En el primer bimestre de este año, Lola Cortés y Paco Lalas, directores de Teatro en Corto, informarán dónde estará ubicada la nueva sucursal, que tentativamente podría estar en Satélite, Roma o Tlalpan.

Asimismo informarán que la casa Nápoles sigue con sus actividades normales, teniendo gran éxito y sin ningún problema, como lo hace desde hace más de cuatro años.