Al poner en marcha el Operativo de Coordinación para la Seguridad Pública en Apatzingán, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, advirtió que se combatirá a grupos y organizaciones que actuan al margen de la ley.

Advirtió que en especial se actuará contra aquellos que cobran cuotas o derecho de piso o hacen uso de la fuerza.

“No puede haber organismos, actores, personajes, organizaciones, que cobren impuestos, porque Michoacán ha padecido los llamados cobros de piso o extorsiones que realizan grupos o personas que se dedican a cometer delitos (…) eso está prohibido y no lo podemos permitir, el único facultado para cobrar impuestos son los gobierno", dijo.

Apatzingán es el segundo municipio en donde se pone en marcha esta estrategia en la que participan elementos del Ejército Mexicano, la Marina Armada de México, la Policía Federal, la Procuraduría General de la Republica, la Secretaria de Seguridad Publica, la Procuraduría General de Justicia del Estado y las policías municipales.

El primer municipio de la entidad fue Morelia, en donde se anunció que mil elementos de estas dependencias y corporaciones patrullarían la ciudad.

En este contexto, el gobernador michoacano dijo que durante los próximos días se implementará el mismo mecanismo de seguridad en otras 15 ciudades del estado, en donde se aglutina el 70 por ciento de la población.

Con esto, confió en que se puedan abatir los delitos que más afectan a las diferentes regiones del estado.