La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, dejó claro que que “no hay vuelta atrás” en las decisiones tomadas recientemente sobre la remoción de mandos en la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México.

Esto luego de que los subsecretarios de Operación Policial Zona Sur y Zona Norte fueran reasignados a la Policía Montada y que, por otro lado, se nombrara a Darío Chacón como subsecretario de Operación Policial.

“El subsecretario Chacón es el subsecretario de Operación Policial, desaparecen como habían dividido en dos Subsecretarías, norte y sur, hoy va a ser una sola secretaría.

"Cambiar un mando por un policía (Chacón) que tiene una historia, que es reconocido prácticamente por todos los mandos y que ha tendido una carrera policial, que tiene una idea de disciplina, pero al mismo tiempo de incentivos, que sabe cómo operan los cuadrantes, esa es la decisión”, expuso la mandataria.

En conferencia de prensa en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, señaló que ha decidido tomar medidas para recuperar a la policía que existía en la Ciudad de México en 2012, pues lamentó las condiciones en las que ha encontrado a los sectores, “es un abandono de los últimos seis años impresionante”.

Sostuvo que las pasadas administraciones colocaron a los elementos de la Policía Preventiva en estaciones “donde tienen 10 'lockers' y son 200 elementos; dos regaderas para 200 elementos”.

Sheinbaum Pardo también mencionó que existen menos elementos de los que se reportaban, pues muchos se jubilaron, otros se retiraron, además de que existió venta de plazas y maltratos.

La jefa de gobierno adelantó que se dará a conocer un reporte más detallado el próximo lunes, cuando presente un programa en materia de seguridad.