Los panaderos podrían recaudar 20 por ciento menos de ingresos por la baja venta de la Rosca de Reyes, anticipó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa), Carlos Otegui Hernández.

En entrevista con Notimex, el empresario señaló que sólo en 2018 se obtuvo una derrama económica de dos mil 250 millones de pesos por más de cuatro millones de piezas, empero, el próximo 6 de enero se espera una cantidad menor.

Dijo que los panaderos hacen todo lo posible por fomentar la tradición de llevar el pan a las mesas de los hogares mexicanos, cuya rosca es adornada con frutos secos y cristalizados de colores para simular las joyas que estaban incrustadas en las coronas de los Santos Reyes.

El niño escondido hace referencia al momento en que José y María ocultaron al niño Jesús para salvarlo de Herodes, pero quien lo encuentre será el encargado de cuidarlo hasta el 2 de febrero, lo vestirá y lo presentará al templo, como lo presentó la Virgen María.

Otegui Hernández comentó que la fecha de esta tradición coincidirá este año con el fin de semana, lo que afecta a la industria porque parte de las compras de roscas son hechas por empresas, trabajadores y colegios.

"Los colegios inician hasta el 7 de enero, pero las fábricas y muchos trabajos estarán cerrados y es por ello que nosotros tendremos una baja de ventas muy importante", comentó.

En un recorrido realizado se observó que los precios varían hasta en cien por ciento, aunque depende del establecimiento donde se adquiera y la variedad de ingredientes. En algunas tiendas de autoservicios se ofrecen desde 99 pesos y hasta 249 pesos.

En la panadería La Esperanza se venden roscas de cheesecake en 290 pesos, con conejitos de chocolate en 390 pesos, de nuez y mantequilla en 352 y 370 pesos, con diferentes tamaños.

Otegui Hernández adelantó que el próximo sábado se partirá la tradicional rosca de Reyes alrededor de la plancha del Zócalo de la Ciudad de México, la cual tendrá una longitud de mil 440 metros.

Detalló que el enorme pan pesará unos nueve mil 375 kilos y se preparará con cinco mil 720 kilos de harina, tres mil 10 kilos de mantequilla, 52 mil 200 huevos, dos mil kilos de azúcar y 110 kilos de sal.

Además de 253 kilos de levadura, 65 litros de vainilla, mil kilos de azúcar glass, 667 kilos de ate verde, 667 kilos de ate blanco, 667 kilos de ate rojo, siete kilos de esencia de naranja, 210 kilos de higo y 400 kilos de mermelada, entre otros ingredientes.