El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) reportó un avance del 48 por ciento en la meta de su campaña de vacunación contra influenza estacional 2018-2019.

Hasta el momento se han aplicado 966 mil dosis a la población, y buscan administrar dos millones para el 31 de marzo del presente año.

El director general del instituto, Luis Antonio Ramírez Pineda, destacó lo anterior durante un recorrido por la Clínica de Medicina Familiar Villa Álvaro Obregón, en la Ciudad de México.

Afirmó que mantienen una estrecha vigilancia epidemiológica de la influenza H1N1 y de la sepas de influenza estacional más circulantes, para cuidar la salud de la población vulnerable.

En un comunicado, exhortó a los derechohabientes a llevar a familiares con factores de riesgo a sus clínicas y unidades médicas más cercanas a solicitar les apliquen la dosis anual y evitar muertes por esta causa.

El jefe del Departamento de Vigilancia Epidemiológica del ISSSTE, José Misael Hernández Carrillo, destacó que para afrontar de manera más eficiente lo casos de influenza, el Instituto --con el apoyo del Instituto Nacional de Salud Pública-- capacitó a cerca de 900 médicos de urgencias y de consulta externa del primer nivel de atención en el abordaje y manejo de esta enfermedad.

También, agregó, se ofrecieron conferencias para continuar la actualización en los protocolos de diagnóstico y tratamiento a responsables de vigilancia epidemiológica de las 112 unidades médicas de segundo y tercer niveles de atención con que cuenta el Instituto en el país.

La vacuna contra la influenza estacional está indicada para menores de 6 meses a un año; adultos con enfermedades crónicas descompensadas, como diabetes e hipertensión, o problemas respiratorios crónicos, entre otros.

De acuerdo a la dependencia, hasta al corte del 31 de diciembre de 2018 se registraron a nivel nacional en el ISSSTE mil 299 casos probables de influenza H1N1, de ellos 373 estuvieron graves y de éstos sólo 158 casos fueron confirmados mediante prueba diagnóstica con esta enfermedad respiratoria y ocho fallecieron, con el antecedente clínico de ser pacientes con factores de riesgo que no estaban vacunados.

Recomendó reforzar medidas preventivas generales contra las infecciones respiratorias en temporada de invierno, como evitar cambios bruscos de temperatura; abrigarse al salir de casa; aumentar consumo de frutas, verduras y agua; en caso de tener gripa, usar cubrebocas y pañuelos desechables; estornudar en el pliegue interno del codo para evitar contagio y lavarse las manos regularmente.