El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de la Ciudad de México aclaró que no se encontraron registros de que padres o familiares directos de los infantes que murieron en un incendio en Iztapalapa recurrieran oficinas de atención ciudadana o administrativas de ese organismo.

Expuso que, tras una revisión exhaustiva sobre el caso, no se encontraron registros en ese sentido como lo señalan versiones difundidas públicamente, por lo que el caso se encuentra en la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Mediante un comunicado, el DIF lamentó los hechos ocurridos y reafirmó su compromiso de salvaguardar la integridad de niñas, niños y jóvenes de la capital del país, por lo que convocó a los ciudadanos a ser partícipes en la prevención de violencia y abuso a través de la denuncia.

Ello luego de los hechos registrados el 28 de diciembre en la alcaldía Iztapalapa, donde siete menores de edad perdieron la vida al incendiarse su casa.