La aplicación directa de fuego a algún material flamable y su propagación descontrolada a otros objetos combustibles fue la causa del incendio en el que siete menores de edad murieron en una vivienda en Iztapalapa, informó la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Luego de que especialistas trabajaron en los hechos, la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Iztapalapa concluyó en su dictamen que se aplicó fuego directo a algún material flamable ubicado en un sitio que se conoce como "foco de incendio", y las llamas se expandieron.

Los hechos ocurrieron el viernes pasado en un inmueble que se localiza en el cruce de Avenida las Torres y San Miguel, colonia Buenavista, alcaldía Iztapalapa.

Los siete infantes, entre dos y 14 años de edad, fueron velados el sábado en el domicilio de un familiar, en el pueblo Santa Cruz Meyehualco, en Iztapalapa. Este domingo los cuerpos de las víctimas fueron llevados por familiares y amigos a la iglesia de ese lugar y posteriormente fueron sepultados.