> Demandan investigación independiente en caso de niña migrante que murió

Demandan investigación independiente en caso de niña migrante que murió

Los abogados de la familia de la niña migrante guatemalteca que murió bajo custodia de la Patrulla Fronteriza, horas después de haber sido detenida tras cruzar la frontera desde México, exigieron hoy...

Los abogados de la familia de la niña migrante guatemalteca que murió bajo custodia de la Patrulla Fronteriza, horas después de haber sido detenida tras cruzar la frontera desde México, exigieron hoy aquí que sea realizada una investigación "independiente, profunda y transparente".

En conferencia de prensa, los abogados Enrique Moreno y Lynn Coyle, dijeron que las preguntas y dudas sobre la muerte de Jakelin Caal Maquin "deben ser respondidas por una investigación independiente", para que este tipo de tragedias no se repita.

La niña guatemalteca, de siete años, murió el pasado 7 de diciembre presuntamente de deshidratación y conmoción, bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza. Su muerte se dio conocer hasta que fue revelada la noche del pasado jueves por el periódico The Washington Post.

Moreno descartó la investigación que emprendió la Oficina del inspector general del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), al señalar que no puede ser la misma entidad involucrada en el caso la que investigue los hechos.

"Nos unimos a las voces de muchos, incluido el Caucus Hispano del Congreso (CHC), en demandar una investigación independiente" sobre las circunstancias alrededor de la muerte de Jakelin, dijo Moreno.

La abogada Lynn Coyle dijo que la preocupación sobre la investigación de la Oficina del Inspector del DHS es que su única inquietud se centra en si se cumplieron los estándares de la Patrulla Fronteriza.

"Esos estándares son muy mínimos en casos de atención de la salud y sólo prevén un protocolo cuando se tienen casos de heridas abiertas", indicó. Moreno y Coyle apuntaron hechos preocupantes que evidencian escasa transparencia en el caso de Jakelin.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) falló en cumplir con la ley al no reportar el caso de la muerte de la menor al Congreso y otras entidades. Esto refleja falta de compromiso y de trasparencia", dijo Moreno.

También anotó que al darse a conocer el caso se difundió la versión de que la menor había caminado durante días y que no había comido ni tomado agua en ese tiempo antes de su muerte. "Lo que se dijo fue una falsedad y refleja falta de objetividad", señaló Moreno.

Además al padre de la menor, Nery Gilberto Caal Cuz, de 29 años, se le pidió firmar varias formas escritas en inglés sobre el estado de salud de su hija, un idioma que él no habla, lo que refleja una falla de decencia", señaló Moreno.

Los abogados demandaron que se dé a conocer la "línea de tiempo" para saber que acciones se tomaron desde el momento en que la niña fue detenida junto con su padre por agentes de la Patulla Fronteriza en la comunidad de Antelope Wells, en el sur de Nuevo México, la noche del pasado 6 de diciembre.

"Sabemos que la niña comenzó a presentar síntomas de malestar antes de ser transportada" a la estación de la Patrulla Fronteriza en Lordsburg, Nuevo México, dijo Moreno.

"No sabemos por qué, si se manifestaron los síntomas de malestar, se tomó la decisión de transportarla a Lordsburg", una distancia de 150 kilómetros, indicó. El abogado dijo que se sabe que, durante el trayecto, los agentes que la transportaron sí pidieron instrucciones sobre cómo tratar a la menor".

Tras llegar a Lordsburg la niña fue transportada en helicóptero a un hospital en El Paso, donde fracasaron los esfuerzos por reanimarla y se le declaró muerta.

La familia de la menor no ha tomado una decisión sobre si presentará una demanda en contra de la Patrulla Fronteriza por las irregularidades en el caso, dijo Moreno. "Esperaremos después de la investigación".

Rubén García, director de la Casa Anunciación -una institución en El Paso, Texas, que ayuda a inmigrantes- dijo que Nery, el padre de la niña, permanece en El Paso, donde interpuso una solicitud de asilo para permanecer en Estados Unidos, al argumentar "temor creíble" de sufrir daño físico en caso de regresar a Guatemala.

Los resultados de la autopsia de la menor aún no se tienen. El Servicio Médico Forense del Condado de El Paso solicitó análisis de tejidos que toman varios días.

García dijo que se emitió un certificado de muerte, que no especifica la causa del fallecimiento, a fin de poder realizar el traslado del cuerpo a Guatemala. El cuerpo de la menor todavía permanece en Laredo, Texas, de donde se espera sea trasladado a su lugar de origen, indicó.