> Crean sistema para determinar seguridad de edificios tras sismo

Crean sistema para determinar seguridad de edificios tras sismo

La empresa Grillo creó un sistema para determinar si una construcción, como un edificio de altura, es segura tras un sismo, lo que permite reducir el riesgo de las personas tras una evacuación...

La empresa Grillo creó un sistema para determinar si una construcción, como un edificio de altura, es segura tras un sismo, lo que permite reducir el riesgo de las personas tras una evacuación producto de un movimiento telúrico.

El creador del sistema, el arquitecto británico Andrés Meira, aseveró a Notimex que con él buscan evitar tragedias “como la sucedida en México, cuando tras el terremoto de septiembre de 2017 dos edificios cayeron 30 minutos después del sismo, lo que generó víctimas fatales”.

Explicó que “Grillo Pulso” consiste en la instalación de al menos dos sensores que miden el desplazamiento y las vibraciones de una infraestructura tras un movimiento telúrico, información que luego determinará si es seguro ingresar nuevamente a la construcción.

Detalló que “primero determinamos cuántos niveles tiene la construcción y qué tipo de estructura es, como concreto armado o acero, con lo cual determinamos su curva de fragilidad y estimamos el comportamiento que tendrá el edificio tras un sismo”.

Meira acotó que los sensores “poseen tecnología hecha por nosotros, como el acelerómetro, el sensor mismo, el código del sensor, los análisis de datos, los algoritmos y la inteligencia artificial”.

Agregó que, tras un sismo, los sensores se comunican entre ellos y envían información a un semáforo, “donde el verde indica que hubo un movimiento telúrico dentro del rango y se puede volver a habitar, el amarillo que está dentro del umbral de potencial daño y el rojo que el edificio no se puede habitar”.

Puntualizó que la empresa “tiene una misión social que es muy importante y que nos permite conseguir apoyo, por ejemplo, con Facebook y el gobierno de Estados Unidos, y lo único que nos importa es tener más usuarios y salvar vidas”.

Apuntó que el sistema, que ya posee como clientes en México a una empresa de seguros y una escuela, financia por otra parte la instalación de sensores sísmicos en ese país y en Chile que envían información a una aplicación para teléfonos móviles que permite anticiparse unos segundos a un movimiento telúrico.

La aplicación “Grillo”, que está disponible para teléfonos móviles de México y Chile desde hace un mes, funciona gracias a una red de sensores propios, 50 de los cuales operan en el país del norte y 14 en la costa central chilena.

En la firma, que cuenta con el patrocinio por innovación de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el apoyo del gobierno chileno y la red social Facebook, trabajan sismólogos, ingenieros, matemáticos y expertos en tecnología, entre otros.