> Rusia dona tres millones de dólares para agricultores de Siria

Rusia dona tres millones de dólares para agricultores de Siria

Rusia donó tres millones de dólares para ayudar a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a proporcionar a los agricultores y pastores afectados por el...

Rusia donó tres millones de dólares para ayudar a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a proporcionar a los agricultores y pastores afectados por el conflicto bélico en Siria un apoyo fundamental para sus medios de vida y su alimentación.

La FAO resaltó en un comunicado que se trata del primer proyecto de emergencia a su cargo financiado por Rusia.

La donación permitirá a la FAO asistir a 60 mil hogares vulnerables (unos 360 mil agricultores y pastores), en Alepo a restablecer su capacidad de producción y mejorar su seguridad alimentaria y nutricional. La población de esa zona está gravemente afectada por los combates.

El acuerdo de financiación fue firmado este miércoles en la sede de la FAO en Roma, Italia, por Daniel Gustafson, director general adjunto de Programas de la FAO, y el embajador Victor Vasiliev, representante permanente de Rusia.

"Un gran número de agricultores ha abandonado sus tierras en Siria debido a la inseguridad, que ha tenido un costo devastador en su producción agrícola y destruido infraestructuras y servicios. La disponibilidad reducida y a precios elevados de insumos agrícolas, limita en gran medida a los agricultores locales", aseguró Gustafson.

"Por lo tanto, nuestra prioridad es impulsar la economía local y contribuir a reducir la pobreza y mejorar la nutrición de quienes más lo necesitan", agregó.

Vasilev señaló que el proyecto debe facilitar las condiciones de partida para el desarrollo socioeconómico del país.

“Esperamos que traiga resultados concretos y tangibles en beneficio de la población más vulnerable, en términos de restauración de las infraestructuras agrícolas destruidas por la guerra", añadió el funcionario ruso.

El proyecto de dos años se centrará en especial en reactivar la economía local, reducir la pobreza y mejorar la nutrición de grupos específicos. Esto se logrará ayudando a los hogares más vulnerables a impulsar su producción hortícola, frutícola y forestal y a restaurar las infraestructuras para el riego.

También implica brindar acceso a servicios veterinarios para prevenir el brote y propagación de enfermedades animales contagiosas y mejorar la salud, producción y productividad del ganado.

El impulso a la producción ganadera es uno de los elementos clave del proyecto, ya que el sector pecuario ha sufrido desde 2011 con reducciones en el volumen de la cabaña y los rebaños, de más del 30 por ciento de las vacas y más del 40 por ciento de ovejas y cabras, mientras que las aves de corral -la fuente principal y más asequible de proteínas de origen animal -, se redujeron en un 60 por ciento.

La FAO diseñó este proyecto para Alepo, donde se dispone de 1.2 millones de hectáreas de tierras cultivables de uso productivo.

Alepo se ha visto gravemente afectada por el conflicto bélico, en especial en el período 2015-2016.

En 2017, la situación de seguridad mejoró, lo que permitió implementar intervenciones de recuperación y fortalecimiento de la resiliencia para ayudar a los retornados a reanudar sus actividades de producción y restablecer sus medios de vida.

Según una reciente evaluación de las Naciones Unidas, en la actualidad unos 6.5 millones de sirios sufren de inseguridad alimentaria grave, mientras que otros cuatro millones están en riesgo de padecerla.

La prolongada crisis sufrida por el país ha diezmado el sistema agrícola, que antes tenía un papel vital en la economía nacional siria, contribuyendo con entre el 20 y el 25 por ciento del producto interno bruto (PIB).

Los niveles de producción se encuentran en un mínimo histórico, afectando no sólo a la disponibilidad de alimentos, sino también a los ingresos de casi la mitad de mano de obra en Siria que antes dependía de la agricultura como fuente de empleo.