> Hambruna y severo invierno amenazan a más de 500 mil yemenitas

Hambruna y severo invierno amenazan a más de 500 mil yemenitas

Más de 500 mil personas que han huido de los combates en Yemen son amenazados por la hambruna y bajas temperaturas cercanas a la congelación, denunció hoy la organización humanitaria Oxfam...

Más de 500 mil personas que han huido de los combates en Yemen son amenazados por la hambruna y bajas temperaturas cercanas a la congelación, denunció hoy la organización humanitaria Oxfam Internacional.

En un reporte publicado este miércoles, la organización que realiza labores humanitarias en 90 países afirmó que unos 530 mil yemenitas que fueron forzados a huir de sus hogares no están preparados para una lucha invernal y sobrevivir a la hambruna.

Oxfam destacó que sus agencias humanitarias han identificado a más de 75 mil familias desplazadas y vulnerables en los distritos de todo el país, que necesitarán ayuda para hacer frente en los próximos meses a las bajas temperaturas.

“Y es probable que haya más que no hayan sido incluidas en la evaluación. Dos mil 658 de estas familias se encuentran en distritos con niveles catastróficos de hambre”, destacó la organización, cuyo lema es "trabajar con otros para combatir la pobreza y el sufrimiento".

De acuerdo con Oxfam Internacional, casi 20 mil personas desplazadas enfrentan el clima invernal en diferentes distritos de Yemen, que ya están en condiciones de hambruna, además de que muchas más viven en refugios improvisados sin protección contra la intemperie.

A pesar de que las partes en conflicto acordaron un alto al fuego y el retiro de las fuerzas de la ciudad clave y el puerto de Hodaidah en las negociaciones en Suecia la semana pasada, ha habido enfrentamientos, bombardeos y ataques aéreos en los últimos días.

“La lucha continua interrumpirá los esfuerzos de ayuda y hará más difícil a los yemenitas sobrevivir al invierno”, subrayó.

Muhsin Siddiquey, director de Oxfam en Yemen, consideró que las temperaturas heladas pueden ser el último aliento para muchas familias yemenitas que ya luchan por sobrevivir al hambre.

“Imagínese tratando de sobrevivir un congelamiento invernal en una tienda de campaña, lejos de su hogar, sin saber de dónde viene su próxima comida, esa es la terrible perspectiva que enfrentan decenas de miles de familias”, destacó.

Siddiquey indicó que es vital que se mantenga el alto al fuego en la ciudad de Hodeidah para que la ayuda pueda llegar a la mayor cantidad de personas posible este invierno y “quienes luchan por sobrevivir, al menos, obtengan un respiro de la lucha".

“La comunidad internacional no puede asumir que los acuerdos alcanzados en Suecia lo arreglarán todo. Deben mantener la presión sobre las partes en conflicto para que depongan sus armas y trabajen por una solución pacífica al conflicto que les dé a las personas de Yemen una verdadera esperanza", apuntó.

La tregua en Hodeidah, el primer avance significativo en los esfuerzos de paz desde que estalló la guerra en 2014, fue uno de una serie de pasos de fomento de la confianza para allanar el camino para un acuerdo de paz en el país árabe.

La República de Yemen ha permanecido asolada por la violencia desde septiembre de 2014, cuando los rebeldes chiitas de la etnia Houthi invadieron gran parte del país, incluida la capital, y tomaron oficinas de gobierno, obligando al presidente Abd Rabbah Mansur Hadi a huir.

El conflicto se intensificó en marzo de 2015, cuando Arabia Saudita, y sus aliados árabes lanzaron una devastadora campaña aérea en Yemen, destinada a hacer retroceder a las fuerzas rebeldes Al Houthi y regresar a Hadi al poder.