> Coalición árabe destruye base aérea de rebeldes yemenitas en Saná

Coalición árabe destruye base aérea de rebeldes yemenitas en Saná

La coalición árabe al mando de Arabia Saudita bombardeó hoy una base aérea de la milicia rebelde yemenita Al Houthi en esta capital, mientras el alto al fuego en la ciudad portuaria de Hodeidah fue...

La coalición árabe al mando de Arabia Saudita bombardeó hoy una base aérea de la milicia rebelde yemenita Al Houthi en esta capital, mientras el alto al fuego en la ciudad portuaria de Hodeidah fue violado durante la madrugada, a 24 horas de su inicio.

“La coalición árabe destruyó un avión no tripulado y su plataforma de lanzamiento en el Aeropuerto Internacional de Saná”, confirmó esta tarde Turki Al-Maliki, portavoz de la alianza árabe, luego de que la cadena Sky News Arab informó sobre el suceso.

Al-Maliki dijo que el avión no tripulado (dron) estaba en la etapa de preparación para su lanzamiento, por lo que fue destruido con base con el derecho internacional humanitario y sus normas habituales, al tomar todas las medidas preventivas.

El portavoz de la coalición denunció que la milicia chiita Houthi utiliza el aeropuerto de Saná como cuartel militar, violando el derecho internacional humanitario, según un reporte del sitio Arab News.

“Esta violación está acompañada por 21 violaciones Houthi desde la noche del lunes al acuerdo de alto al fuego en Hodeidah. Las milicias han roto el acuerdo en 21 ocasiones desde su entrada en vigor el lunes por la noche", dijo.

Después de una semana de consultas en la ciudad sueca de Rimbo, representantes del Movimiento Al Houthi y del gobierno del presidente Abd Rabbah Mansur Hadi acordaron el jueves pasado un cese al fuego a partir del primer minuto del martes y el retiro de sus combatientes de Hodeidah.

La ciudad portuaria, a través de la cual entra al país el 70 por ciento de las importaciones alimentarias y la ayuda humanitaria internacional, estuvo relativamente en calma el martes, aunque esta madrugada residentes reportaron disparos de armas de fuego.

Los rebeldes houthi y las fuerzas leales al gobierno de Yemen se acusaron mutuamente de violar un alto el fuego en Hodeidah, a menos de 24 horas después de su entrada en vigor y de la llegada de monitores internacionales para verificarla tregua.

En las conversaciones de la semana pasada en Suecia, las partes también convinieron en permitir el despliegue de fuerzas neutrales supervisadas por las Naciones Unidas (ONU) para el establecimiento de corredores humanitarios, a fin de llevar ayuda a la población yemenita.

La red de televisión Al Masirah, alineada con Houthi, acusó este mañana a las fuerzas guberamentales, respaldadas por la coalición árabe, bombardear varios sitios de la ciudad, incluyendo áreas al este del aeropuerto.

En tanto, la agencia de noticias Emiratos Árabes Unidos (EAU), WAM, citando a una fuente oficial yemenita, afirmó que los rebeldes Houthi lanzaron bombas de mortero y cohetes contra el Hospital 22 de Mayo, ubicado en el suburbio del este.

Ante la violación del alto al fuego, la coalición instó a la ONU a desplegar rápidamente oficiales para supervisar el retiro de las fuerzas opuestas de la ciudad y sus alrededores, advirtiendo que la tregua podría “romperse totalmente”.

La tregua en Hodeidah, el primer avance significativo en los esfuerzos de paz desde que estalló la guerra en 2014, fue uno de una serie de pasos de fomento de la confianza para allanar el camino para un acuerdo de paz en el país árabe.

La República de Yemen ha permanecido asolada por la violencia desde septiembre de 2014, cuando los rebeldes chiitas de la etnia Houthi invadieron gran parte del país, incluida la capital, y tomaron oficinas de gobierno, obligando al presidente Abd Rabbah Mansur Hadi a huir.

El conflicto se intensificó en marzo de 2015, cuando Arabia Saudita, y sus aliados árabes lanzaron una devastadora campaña aérea en Yemen, destinada a hacer retroceder a las fuerzas rebeldes Al Houthi y regresar a Hadi al poder.