Luna Jimena, una pequeña de un año 11 meses, recibió de parte del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (Sutnotimex) un donativo por 11 mil 600 pesos para la compra de una prótesis ocular, debido a la retinoblastoma bilateral que padece.

El líder sindical, Conrado García Velasco, agradeció a los trabajadores de la agencia de noticias por tener alma para apoyar a la gente que más lo necesita, y porque buscan ser un sindicato diferente.

Destacó que esta es la cuarta cuarta ocasión en que los sindicalizados se unen para beneficiar a pequeños que son atendidos por la la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños Cáncer (AMANC), y los llamó a estar atentos y a continuar con esta labor.

La pequeña Jimena, dijo, es una guerrera porque combate la enfermedad día con día, con el respaldo de sus padres, y ahora con el del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex.

Por su parte, la encargada de la Comisión de Mujeres del sindicato, Rosaura Torres, subrayó que con esto no sólo se da la oportunidad de crecer a Luna Jimena, de ser una niña fuerte y que sus padres la vean crecer, sino que permite al sindicato ser sensible ante circunstancias que muchos pequeños padecen.

Agradeció la labor del dirigente del Sutnotimex, por el impulso que les da a los trabajadores para sensibilizarse ante estos grupos vulnerables, porque esto les permite crecer como personas y como un sindicato unido.

A su vez, la mamá de la niña, Laura Selene Mejía Samudio comentó que su hija fue diagnosticada al mes y medio de nacida, porque cuando abrió sus ojitos por primera vez se dieron cuenta que tenía en un ojo lo que parecía una gotita de aceite.

En ese momento la llevaron al hospital y el médico les dijo que se trataba de un desprendimiento de retina denominado leucocoria, que podría haber sido provocado por tres factores: una infección, una caída o un tumor.

Le realizaron pruebas en su ojo derecho y no hubo respuesta, por lo que le dieron un pase al Instituto Nacional de la Ceguera, donde después le dijeron que se trataba de un tumor que le desprendió la retina y que en el otro ojo también tenía cinco tumores.

De inmediato la llevaron a oncología y empezaron con el rescate de sus dos ojos. La sometieron a una resonancia magnética, pero el tumor era muy grande y la única opción era quitarle el ojo para evitar que el cáncer avanzara hacia el cerebro y a la médula espinal.

“Su cáncer comenzó desde mi vientre, desde que el esperma y el óvulo se juntaron, seguimos luchando por la niña, cada mes entra a quirófano a revisión bajo anestesia”, dijo.

La señora Selene compartió que la parte económica ha sido difícil, porque hay muchos gastos por solventar, como hospital, internamientos, medicamentos, comida, además de una prótesis cada año, pues el ojo se va desarrollando junto con la niña y de no sustituirla se deformaría su cavidad.

Por ello, agradeció la labor que realiza el Sutnotimex de ayudar a estos niños, y ahora a su hija, quien resultó beneficiada con una prótesis, “para que sea una niña normal, porque no lo es, pero con su contribución mi hija se verá normal con esa prótesis, porque le cambia la carita a mi niña”.