Rusia, Irán y Tuquía acuerdan establecer comité constitucional en Siria

Rusia, Irán y Turquía acordaron hoy establecer un comité constitucional “creíble, equilibrado e inclusivo”, encargado de redactar una nueva Constitución para Siria y convocar a elecciones, con el...

Rusia, Irán y Turquía acordaron hoy establecer un comité constitucional “creíble, equilibrado e inclusivo”, encargado de redactar una nueva Constitución para Siria y convocar a elecciones, con el objetivo de poner fin a casi ocho años de conflicto bélico que ha dejado más de 365 mil muertos.

Los cancilleres de Rusia, Serguei Lavrov; de Irán, Mohammad Javad Zarif, y de Turquía, Mevlut Cavusoglu, que forman el conocido proceso de Astana, concluyeron así un pacto que llevaban meses elaborando junto al enviado especial de las Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura.

“Expresamos nuestra convicción de que estos pasos conducirán al lanzamiento de un proceso político viable y duradero”, según la declaración conjunta adoptada por los ministros de Asuntos Exteriores de los tres países al término de la reunión en Ginebra.

Los tres cancilleres acordaron trabajar para que la primera sesión del comité constitucional de Siria tenga lugar a principios del próximo año en Ginebra.

Los tres países garantes se mostraron convencidos de que el trabajo del comité impulsará “un proceso político viable y estable dirigido por Siria y auspiciado por las Naciones Unidas de acuerdo con las decisiones del Congreso del Diálogo Nacional sobre Siria en Sochi y la resolución 2254 del Consejo de Seguridad”.

Los miembros del citado comité procederán del Ejecutivo, de la oposición reconocida y de la sociedad civil, si bien la selección de estos últimos, designados por las Naciones Unidas, ha sido el último y mayor escollo a superar.

Según el plan de las Naciones Unidas, el comité constitucional debe estar integrado por 150 miembros: 50 elegidos por el gobierno sirio, 50 por la oposición y los otros 50 por De Mistura y en su caso por su próximo sucesor, con el objetivo de integrar a la reflexión a expertos y representantes de la sociedad civil.

Un total de 15 miembros de esas tres listas (cinco por cada una) serían los responsables de redactar la nueva Constitución, pero en octubre pasado el régimen sirio rechazó la lista de 50 representantes de la sociedad civil y expertos entregada entonces por De Mistura.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a facciones armadas de la oposición y a grupos terroristas.