Más de mil norcoreanos desertaron a Corea del Sur este año

Más de mil norcoreanos desertaron a Corea del Sur en lo que va de año, cifra similar al número contabilizado en 2017, con lo que se eleva a 32 mil 381 el total de ciudadanos de Corea del Norte que...

Más de mil norcoreanos desertaron a Corea del Sur en lo que va de año, cifra similar al número contabilizado en 2017, con lo que se eleva a 32 mil 381 el total de ciudadanos de Corea del Norte que viven en el país, reveló hoy el Ministerio local de Unificación.

De acuerdo con los datos proporcionados, el número de norcoreanos que desertaron a Corea del Sur entre enero y noviembre pasado fue de mil 042, sólo tres menos, en relación a la cifra correspondiente del año pasado, que fue de mil 045.

"Desde que el líder norcoreano Kim Jong-un asumió el poder, en 2012, entre mil y mil 500 norcoreanos han desertado a Corea del Sur cada año", destacó un funcionario del Ministerio de Unificación, según un reporte de la agencia de noticias Yonhap.

A fines de noviembre, los norcoreanos que vivían en Corea del Sur sumaban un total de 32 mil 381, destacó.

El funcionario dijo que el gobierno ha sido "flexible" en permitir a las organizaciones humanitarias contactar con el pueblo norcoreano y proporcionar asistencia a Corea del Norte, en medio de la descongelación en las relaciones bilaterales.

Durante el período enero-noviembre, agregó, Seúl ha permitido a seis grupos civiles llevar a Corea del Norte medicamentos contra la tuberculosis, leche en polvo y harina, por un valor total de cuatro mil 700 millones de wones (unos 415 mil dólares), en un total de 14 casos.

La harina fue la primera asistencia enviada a la vecina del Norte desde principios de 2016, cuando las tensiones se avivaron por las provocaciones nucleares y los misiles lanzados -en ejercicios de prueba- por la República Popular Democrática de Corea (RPDC), nombre oficial de Corea del Norte.

El año pasado, Corea del Sur anunció un plan para proporcionar a Norcorea asistencia humanitaria, valorada en unos ocho millones de dólares, a través de grupos humanitarios internacionales, aunque la iniciativa aún debe llevarse a cabo.

El gobierno surcoreano tiene el plan en suspenso, al tomar en cuenta el posible mensaje negativo que podría enviar en un momento en que están en curso los diálogos para la desnuclearización norcoreana y las sanciones internacionales siguen vigentes.