Un concilio de eclesiásticos ortodoxos ucranianos creó una Iglesia independiente de la tutela religiosa de Moscú, una medida que apunta a garantizar la “seguridad” y la “independencia espiritual” de Ucrania.

El anuncio ante una multitud de simpatizantes en el centro de la capital lo hizo el propio presidente, Petro Poroshenko, quien hizo de la independencia religiosa de Ucrania un tema de “seguridad nacional” y uno de los elementos clave de su campaña electoral para la presidencial del 31 de marzo.

"Cortamos las cadenas que nos atan al imperio. Regresamos a nuestro camino determinado por Dios y vamos por nuestro propio camino", señaló el presidente.

La nueva iglesia, que ya no se encuentra sujeta a las directrices del Patriarcado de Moscú, estará encabezada por Epifanio, primado de 39 años de edad.

Epifanio fue elegido por voto secreto en el Concilio de la Unificación de la Iglesia Ortodoxa Autocéfala Ucraniana celebrada en la Catedral de Santa Sofía de Kyiv la víspera, informó Ukrinform.

El nuevo líder eclesiástico contará con el apoyo del actual cabeza de la Iglesia ortodoxa ucraniana, Filaret. Ambos viajarán a Estambul en enero para recoger el 'tomos', decreto, sobre la autocefalia de la Iglesia ucraniana de manos del patriarca de Constantinopla, Bartolomé I, al que se le reconoce una autoridad simbólica sobre las diversas iglesias ortodoxas.