El ahorro no forma parte de la cultura de los mexicanos, aun cuando tienen las posibilidades de hacerlo, advirtió Carla Rojas, articulista de la Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión.

En un comunicado del Foro Consultivo y Tecnológico dijo que “las razones están íntimamente ligadas a la idiosincrasia del mexicano; por un lado somos un país ‘consumista’ y, por otro, no entendemos la importancia del ahorro y abusamos del crédito, el cual lo vemos como dinero extra, cuando realmente se debe usar para crear más riqueza”.

Expuso que según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera de 2015, de las personas que no tienen productos de ahorro o crédito -el 42 por ciento-, la mitad manifestó que sus ingresos no le alcanzan para ahorrar y a 11 por ciento no le interesa adquirir ningún instrumento financiero.

“Tampoco las personas entienden los conceptos básicos financieros y creemos que el mejor uso que le podemos dar al dinero no es guardarlo sino gastarlo, y llegamos al retiro sin mucho dinero”, explicó.

Según el comunicado, en 2014, Banamex y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizaron un estudio para conocer la situación sobre la cultura financiera entre los jóvenes de 15 a 29 años de México, el cual reveló que 47 de cada 100 jóvenes carecen de una cultura del ahorro formal, mientras que quienes sí ahorran no saben cómo invertirlo.

El tipo de inversión más reconocido para los jóvenes está relacionado con poner algún tipo de negocio (30 por ciento de los encuestados), no obstante la mitad reconoce no tener el conocimiento necesario para tomar decisiones relacionadas con sus finanzas.

“Si bien es cierto que con los altos niveles de desigualdad que se tienen en México, no se puede tener un crecimiento inclusivo en México ya que las brechas entre las clases sociales se hacen más profundas a causa de esta desigualdad, tenemos que llegar a una inclusión, en donde las comunidades más rezagadas cuenten con estas herramientas y mejoren su calidad de vida”, expuso la maestra en finanzas por la Universidad de Edimburgo, Reino Unido.