Con el objetivo de poner en relieve y hacer visible al público, el trabajo artístico y cultural de creadores con alguna discapacidad, el Centro de Formación Musical y Artística Concertino, a través de la Ópera de San Cristóbal, realizaron del 9 al 15 de este mes, el primer Festival de Arte e Inclusión del Sureste.

La soprano Alejandra Esqueda, codirectora de Ópera de San Cristóbal, informó esta tarde en entrevista con Notimex, que el concierto de clausura que tendrá lugar esta noche tuvo como antecedente una serie de charlas, conferencias y encuentros con artistas y especialistas en el tema, en las ciudades de Oaxaca, Monterrey y Tuxtla Gutiérrez.

Se contó con la presencia y experiencia de Leonardo Méndez, Gerente Internacional de los Programas Sociales del Sistema de Coros y Orquestas de Venezuela. “Concertino busca la integración y la equidad a través de programas musicales incluyentes, mismos que son gestionados por Ópera de San Cristóbal, institución que desarrolla el talento local”, explicó Esqueda.

En el marco del festival tuvo lugar el lanzamiento e inicio de actividades del Coro de Manos Blancas de San Cristóbal de las Casas (Núcleo Chiapas), como primer proyecto operante del Programa Musical de Educación Especial de México, perteneciente a la representación oficial de El Sistema Nacional de Coros y Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela en México.

A través de Concertino, Daniela Pinzón, violinista y pedagoga venezolana, Gerente Nacional del Programa Musical Especial en México, formada en los programas del Sistema de Coros y Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, mostró el trabajo artístico de creadores con discapacidad, instaurando en México programas sociales.

“El festival contó con la enriquecedora e importante presencia del maestro Leonardo Méndez, quien ofreció una serie de coloquios y presentó oficialmente el programa”, mencionó la entrevistada quien al hacer un balance de esta primera edición del festival concluyó que se cumplieron todas las expectativas y el público quedó muy gratamente satisfecho.

Se presentaron dos nuevos núcleos con el mismo modelo binario de desarrollo y gestión cultural que el Núcleo Chiapas (Concertino - Ópera de San Cristóbal): el Núcleo Istmo (Escuela de Música Tradicional – Ópera del Istmo) y el Núcleo Valles Centrales (Orquesta de Cuerdas de San Agustín Etla - Ópera de Antequera).

A las ponencias “La música como elemento de inclusión y objetivos sustentables” a cargo de Leonardo Méndez, se sumaron los números musicales a cargo de Son del Istmo de Venus Rey Jr.; Alejandra Esqueda, soprano; Daniela Pinzón, violín; Rodolfo Hernández, violonchelo; Pièrre-Arnaud Le Guérinel, piano; y la “Romanza” con Esther Gurrión, mezzosoprano, y Jorge Martínez Valderrama, guitarra y composición.

Finalmente, Alejandra Esqueda destacó que el público abandonó cada una de las actividades con un nuevo espíritu, más solidario, más humano y con la mente y el corazón abiertos para entender, aceptar y apreciar a quienes viven con alguna discapacidad y que sin embargo superando obstáculos, crean arte y lo comparten con el mundo.