La policía arrestó este sábado a tres personas vinculadas a la muerte de al menos 11 personas, que fallecieron tras consumir alimentos servidos en un evento en el templo hindu Suvaldi Kichchugutti Maramma en Hanur, localidad del estado de Karnataka, en el sur de India.

"Once personas murieron y hasta ahora 93 han sido hospitalizadas, 29 de ellas bajo asistencia respiratoria”, reportó K. H. Prasad, el responsable sanitario del barrio donde se encuentra el templo.

"Es probable que algún tipo de sustancia tóxica haya sido mezclada con el arroz. Se han enviado muestras para hacer pruebas”, añadió Prasad.

Por otra parte, el oficial de policía Musharraf indicó que más de 130 personas enfermas se estaban recuperando del envenenamiento en varios hospitales en el distrito de Chamarajnagar en el estado de Karnataka.

Musharraf señaló los devotos se enfermaron cuando comían arroz con tomate en un templo hindú y ocho de ellos estaban en condición crítica, mientras decenas siguen recibiendo tratamiento por vómitos, diarrea y enfermedades respiratorias.

Los arrestados son miembros de la administración del templo y se enviaron muestras de los alimentos para su análisis químico.

Los informes de los medios en India indicaron que la intoxicación por alimentos fue el resultado de la contaminación de los mismos por pesticidas, pero la policía comentó que era demasiado pronto para sacar conclusiones sobre la causa.

"Hemos enviado los órganos de los muertos y la comida envenenada al laboratorio forense", afrmó una fuente de la policía en el distrito de Chamarajanagara, donde se encuentra el templo.