El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) realizaron una reunión de trabajo preparatoria con autoridades municipales indígenas de Oaxaca para la puesta en marcha del Programa de Caminos Pavimentados a Municipios Indígenas.

Para ello, prevén una inversión de dos mil 231 millones de pesos para mejorar 685.3 kilómetros de caminos de las ocho regiones, lo que generará más de 14 mil empleos y beneficiará a 196 mil 404 habitantes.

Ante las 50 autoridades municipales convocadas, el titular del INPI, Regino Montes, ratificó el compromiso del gobierno federal para garantizar la comunicación permanente en las cabeceras municipales a través de “estos importantes programas de pavimentar con concreto los accesos carreteros".

“Es la voluntad del gobierno de la República que en la construcción de estos caminos, los recursos sean administrados directamente por las autoridades municipales como sus legítimos representantes, que han sido electos en sus asambleas comunitarias y están en la dinámica de servicio a sus pueblos”, dijo en un comunicado.

La implementación del programa será mediante los comités y asambleas comunitarias, en un marco de coordinación y respeto por el bien común, la SCT y el INPI formalizarán la participación comunitaria con la firma de convenios que se serán suscritos por los gobiernos federal y municipal, a fin de que el programa se concrete.

Al respecto, el subsecretario de Infraestructura, Cedric Iván Escalante, afirmó que “le da mucho más satisfacción participar y ver concluido un camino rural, que una autopista de altas especificaciones, porque los caminos rurales permiten la comunicación y hacen accesibles la educación, cultura y recreación”.

El objetivo fundamental del Programa de Caminos Pavimentados a Municipios Indígenas es llevarlo a cabo con la participación de la mano de obra y que sea operado por las cabeceras municipales para mejorar las condiciones de infraestructura.

Asimismo, precisó que el manejo de los recursos estará a cargo de las autoridades municipales, a través del establecimiento de Comités Pro Camino, y que recibirán asesoría técnica, capacitación y supervisión por parte de la SCT.