Humberto Benítez
El titular de la Profeco, Humberto Benítez Treviño, en un acto en el Aeropuerto de la Ciudad de México el 27 de marzo de 2013. FRANCISCO GARCÍA/ NOTIMEX

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, informó que por instrucción presidencial el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Humberto Benítez Treviño, fue removido del cargo.

El presidente ordenó remover de su cargo al titular de la oficina encargada de proteger a la gente de abusos de establecimientos comerciales, casi tres semanas después de que se desatara un escándalo cuando su hija pidiera a inspectores al servicio de su papá clausurar un restaurante simplemente porque no recibió la mesa que deseaba.

Benítez no tuvo ninguna responsabilidad en la actuación, según Osorio Osorio dijo que aunque días atrás el órgano anticorrupción del gobierno federal había determinado que Benítez no tuvo ninguna responsabilidad en la actuación de sus subordinados, el escándalo provocado por su hija ha dañado la imagen del organismo.

"El presidente de la República, al considerar que este caso ha dañado la imagen y el prestigio de la institución, ha ordenado la remoción del cargo del procurador federal del Consumidor", señaló el secretario de Gobernación en un mensaje a la prensa en el que no permitió preguntas.

El incidente ocurrió el 26 de abril en un restaurante de moda de la ciudad de México y desató diversas críticas en el país al reflejar la arrogancia de personas que por su posición social alta o sus relaciones con altos funcionarios pueden cometer abusos o excesos. El caso fue bautizado en las redes sociales como (hash)LadyProfeco.

La Secretaría de la Función Pública, el órgano anticorrupción del gobierno, informó la semana pasada que había ordenado la suspensión provisional de cuatro subordinados de Benítez, pero señaló que al titular de la Profeco no se le había encontrado ninguna responsabilidad.

El mismo Benítez había dicho que como él no ordenó ni autorizó ningún operativo contra el restaurante, nunca pensó en renunciar a su cargo por la actitud de su hija.