El presidente chileno Sebastián Piñera encabezó hoy la puesta en funcionamiento de 100 autobuses eléctricos que se integrarán el próximo sábado a la red de transporte público de Santiago, lo que contribuirá a reducir la contaminación.

En una ceremonia realizada en el Parque O’Higgins, el gobernante se refirió al “Sistema de Transporte Público Tercer Milenio, que va a revolucionar el transporte público en todas y cada una de las regiones de Chile” y dejar atrás el TranSantiago, que sirve a esta capital.

“Después de 12 años del funcionamiento del Transantiago, que ha causado tanto sufrimiento, humillación, pérdida de calidad de vida a tantos habitantes en la ciudad de Santiago, decidimos hacer un nuevo salto hacia el futuro, un nuevo salto hacia la modernidad”, dijo.

Indicó que a los 100 aubuses eléctricos chinos que comenzarán a funcionar este sábado se sumará otro centenar en enero próximo, además de 490 de carácter “ecológico”, con la norma Euro 6, que contaminan mucho menos que las máquinas actuales.

Piñera comentó que “muy pronto Santiago va a ser, después de las ciudades chinas, la ciudad con más buses eléctricos en el mundo, lo cual marca claramente la ruta, la carta de navegación y el futuro que queremos darle a nuestro sistema de transporte público”.

Señaló que la introducción de la electromovilidad “nos va a permitir cambiar el sistema de transporte público, pero también cumplir con nuestros compromisos de ayudar a salvar el planeta Tierra” y reducir hasta un 45 por ciento la emisión de gases de efecto invernadero.

Detalló que los autobuses eléctricos, que tienen una capacidad de 81 pasajeros, reducen el costo de operación hasta 76 por ciento en relación a la tecnología diésel de los actuales, además de tener una autonomía de 250 kilómetros por cada carga y una vida útil de 10 años.

Las máquinas eléctricas, que realizarán 240 mil viajes semanales y beneficiarán en una primera etapa a 12 comunas de Santiago, poseen el servicio de Wi-fi gratuito, además de cargadores para puertos USB y aire acondicionado, entre otras comodidades.