La demanda mundial de petróleo crecerá este año en 1.3 millones de barriles diarios y el año próximo en 1.4 millones, informó hoy la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que mantuvo sus previsiones de crecimiento.

De acuerdo con las estimaciones de la AIE, de la que forman parte la treintena de principales países consumidores de crudo del mundo, la demanda de petróleo superará los 100 millones de barriles diarios el año próximo.

Resaltó que la reciente “volatilidad” mostrada por los precios del barril de petróleo, cuyo valor cayó casi 30 dólares entre octubre y noviembre, “no es interesante ni para los productores ni para los consumidores”.

La agencia, que tiene su sede mundial en París, Francia, comentó en su prestigiado reporte que las tensiones sobre el precio del hidrocarburo podrían producirse debido al recorte de su producción decidido recientemente por el cártel de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), entre otros factores.

Según la AIE, la tensión comercial entre Estados Unidos y China también podría afectar además al consumo de petróleo el año próximo. “La incertidumbre derivada de las tensiones comerciales y el refuerzo de las políticas monetarias continúa afectando negativamente a la confianza y la inversión”, indicó.

Según la AIE, las previsiones económicas recientes que apuntan a un menor crecimiento de la economía mundial en 2019 podrían reducir la demanda de petróleo en 100 mil barriles diarios el año próximo.