La secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González, aseguró que en materia de política social se requiere un trabajo coordinado y transversal entre los tres ámbitos de gobierno, con un enfoque de inversión y no de gasto, además de dejar a un lado la “competencia institucional”.

En una reunión de trabajo con los diputados federales de la Comisión de Desarrollo Social, indicó que debido a que los recursos son pocos, es necesario el trabajo en equipo de los municipios, estados y federación.

De igual forma, planteó una política de inclusión productiva para que quienes requieren de un apoyo puedan incorporarse a actividades productivas en sus propias comunidades.

Ante los diputados, la funcionaria detalló los programas prioritarios que aplicará la Secretaría de Bienestar, tales como Sembrando Vida, Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores y Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad, todo con un enfoque de inversión y no de gasto.

La titular de la Secretaría de Bienestar también comentó que para esta cuarta transformación se requiere del apoyo del Poder Legislativo, pues “serán los ojos y los oídos de nuestros programas porque hacen trabajo en territorio, con objeto de llevar el bienestar en nuestros espacios de vida”.

A su vez, la subsecretaria de Programas Sociales, Ariadna Montiel, dio a conocer que para la Pensión para el Bienestar de Personas con Discapacidad se dará prioridad a niñas, niños y jóvenes menores de 29 años que viven en municipios indígenas y con altos índices de pobreza.

Los diputados de la Comisión de Desarrollo Social, encabezados por su presidente Miguel Prado de los Santos, expresaron su interés de sostener reuniones periódicas con la titular de la dependencia, a fin de conocer el avance de dichos programas para informar a su vez a la gente.