“El arirang”, canción que el mundo escuchó cuando Corea del Norte y Corea del Sur se unieron para ingresar juntos y en son de paz al majestuoso estadio de Pyeongchang durante los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, tendrá un mano a mano con el mexicanísimo “Cielito lindo”, en un espectáculo único y sin precedentes.

Así lo informó a Notimex, en entrevista, el pianista coreano KL Joon al señalar que este 14 de diciembre, en el Centro Cultural Roberto Cantoral, se llevará a cabo un concierto extraordinario, “unión perfecta entre las culturas de México y Corea, donde se fusionará lo tradicional con lo contemporáneo, lo clásico y lo pop en un performance inusual”.

Mencionó que “El arirang”, es la canción coreana tradicional por excelencia y es una suerte de segundo Himno Nacional de esas dos naciones. “Ahí está condensado todo el amor, el sufrimiento, la alegría y la tristeza de todos los coreanos, es una canción sin fronteras ni barreras, está en el corazón de todos los ciudadanos de ambos países”, dijo.

Con su música, el pianista coreano KL prometió transportar al público a las lejanas tierras orientales, con un "show" de matices y mezclas de diferentes países y culturas con el que dará origen a un sonido único que sólo él puede lograr con su piano. Frente a él, Horacio Franco, uno de los mejores flautistas del mundo, revelando la belleza del “Cielito lindo”.

En el escenario estará Gamin, considerada hoy por hoy la mejor flautista de música tradicional de Corea, quien domina tres instrumentos. La mexicana Eli Guerra entrará en escena como una de las cantantes más populares de la actualidad, y quien ha ganado una legión de seguidores gracias a su portentosa voz y musicalidad en cada interpretación.

El joven pianista dijo que el espectáculo lleva por nombre “Arirang Symphony”, y consiste en una muestra de música cross-over compuesta por KL Joon y el compositor, productor y arreglista Guillermo Alzúa, donde se experimenta con la armonía entre la música oriental y la mexicana, y cuenta con la colaboración de los artistas ya citados.

“El show mezcla sonidos de diversos géneros para presentar piezas musicales únicas magistralmente interpretadas por todos los invitados. Al mismo tiempo, ofrece un concepto extravagante y lleno de energía, que transmite al público emociones que inundan su ser”, subrayó KL Joon, compositor y pianista de arraigado origen surcoreano.