El presidente Donald Trump aseguró hoy que nunca pidió a su exabogado, Michael Cohen, violar la ley y dijo que la admisión de culpa de su ex representante legal en una corte federal tuvo sólo como propósito avergonzarlo y obtener una sentencia de prisión reducida.

“Cohen fue culpable de muchos cargos no relacionados conmigo, pero se declaró culpable de dos cargos de campaña que no eran criminales y de los cuales probablemente no era culpable incluso en una base civil”, aseveró el mandatario en uno de varios mensajes en su cuenta de Twitter esta mañana.

La víspera, un juez federal en Nueva York sentenció a Cohen a tres años de prisión después que se declaró culpable de evasión fiscal, de violar las leyes de financiamiento electoral y de mentir al Congreso y al gobierno federal.

Antes de que el juez anunciara la sentencia, el abogado se disculpó, indicando: “fue mi lealtad ciega a este hombre (en referencia a Trump) lo que me llevó a tomar un camino de oscuridad en lugar de luz. Sentí que era mi deber cubrir sus sucias acciones”.

Sin embargo, Trump aseguró: “nunca le ordené a Michael Cohen que violara la ley. Era abogado y se supone que debe conocer la ley. Se llama ‘consejo de un abogado’ y un abogado tiene una gran responsabilidad si se comete un error. Es por eso que se les paga”.

“A pesar que muchos abogados (expertos) de financiamiento de campañas han declarado firmemente que no hice nada malo con respecto a las leyes de financiamiento de campañas, si es que se aplican, porque esto no fue un financiamiento de campañas”, precisó.

Cohen, quien hasta principios de este año era considerado la mano derecha legal de Trump, se declaró culpable de nueve delitos y deberá empezar a cumplir su sentencia el 6 de marzo próximo, por lo que gozará aun de más de dos meses de libertad.

Entre los delitos se incluye el pago por 130 mil dólares, a nombre del entonces candidato presidencial republicano, a la actriz pornográfica Stormy Daniels y la exmodelo de la revista Playboy, Karen McDougal.

Los pagos fueron hechos a dos semanas de las elecciones presidenciales de 2016, en un hecho que los fiscales caracterizaron como un acto criminal de violación de la ley electoral toda vez que no fueron reportados a las autoridades electorales.

Empero, Trump dijo que Cohen “simplemente aceptó esos cargos para avergonzar al presidente y obtener una sentencia de prisión muy reducida, que hizo, incluido el hecho de que su familia libró temporalmente cualquier culpa. ¡Como abogado, Michael tiene una gran responsabilidad conmigo!”, señaló.