La Cámara de Diputados recibió la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador para derogar la reforma educativa y crear el Centro Nacional para la Revaloración del Magisterio.

La iniciativa de 14 cuartillas y firmada por el titular del Ejecutivo, con proyecto de decreto por el que reforman los artículos tres, 31 y 73 de la Constitución, señala que la educación es la llave de la transformación que requiere el país en esta etapa de su historia.

En la exposición de motivos indica que se pretende se reforme el sistema educativo a través de la consulta a sus actores centrales, buscando con ello que a partir de la misma no se realicen modificaciones en la materia sin la participación de los maestros, pues son quienes trasmiten el conocimiento en las aulas.

"El Ejecutivo Federal a mi cargo considera un error aplicar criterios sancionadores y persecutorios que parten de la desconfianza hacia los profesionales de la docencia y pretenden poner todo el énfasis de la supuesta mejora de la enseñanza en la sujeción a procedimientos mecánicos de evaluación".

Indica que la reforma educativa publicada el 11 de septiembre de 2013 se proyectó como un parteaguas en la educación de México, con el fin de fortalecer el derecho constitucional a recibir una formación integral que transformara la realidad del país, sin detrimentos de los logros y derechos laborales de las y los maestros.

Sin embargo, precisa, desafortunadamente en su aplicación han existido expresiones fuertes de rechazo en el sector magisterial por considerar que el nuevo esquema de evaluación resulta retroactivo en su perjuicio, toda vez que la autoridad educativa podría privar al docente de su plaza laboral sin ninguna responsabilidad a través de una evaluación estandarizada.

Así propone la creación de un Centro Nacional para la Revaloración del Magisterio y la mejora continua de la educación para dar coherencia y certidumbre a la función educativa, a través de la emisión de lineamientos para la elaboración de programas de actualización.

Dentro de los contenidos de la reforma se propone abrogar el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, que se percibió como un instrumento persecutor para el magisterio.

Además quedarían abrogadas la Ley General del Servicio Profesional Docente y la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

Asimismo asienta que esta propuesta constituye el factor central de la Cuarta Transformación de la vida nacional.

Se espera que en la sesión de este jueves la Mesa Directiva dé entrada a esta iniciativa y se remita de inmediato a la Comisión de Educación para su dictaminación.