La actriz Kika Edgar regresó a sus orígenes en el histrionismo, luego de asumir el reto de montar la puesta en escena “Conejo blanco. Conejo rojo”, en el Foro Cultural Lenin la noche de este martes.

Ello ante un auditorio que le brindó una ovación por su desempeño ante una puesta incierta que le obliga a sacar todo el talento que ha desarrollado en su carrera artística.

En entrevista, la actriz respondió que la puesta en escena es un ejercicio intensivo para todos los actores y actrices que han pasado por “Conejo blanco. Conejo rojo”.

Desde su punto de vista, es un confrontar la experiencia con algo desconocido, “especialmente porque los actores y actrices experimentamos miedos e inseguridades ante lo desconocido en un escenario, que en lo común se puede llamar curiosidad”.

La también cantante y bailarina consideró que la puesta en escena obliga a cualquier histrión a echar mano de los recursos y herramientas adquiridas, para sacar la casta y sentirse más seguro del desempeño.

“Es como volver a los orígenes de formación, y de manera literal regreso al foro que me vio crecer como alumna de teatro y que me brindó mi primer escenario como actriz”, mencionó.

Abundó que en este montaje tomó en cuenta tres aspectos importantes: “en primer lugar el texto, en segundo lugar el público y en tercer término el espacio, donde mis tablas y experiencia serán las que me lleven a atrapar la atención del público y hacer que 'Conejo blanco. Conejo rojo' se quede en la memoria de los espectadores”.

Informó que después de este examen o ejercicio de histrionismo regresará a "Mentiras el musical", para interpretar el papel de Daniela. “Además estaré en Año Nuevo en Colombia, donde rodaré la nueva temporada de la serie 'La Reina del Sur', una trama que también exige demasiado a los actores y actrices por su complejidad de matices”, finalizó.