La titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) en la Ciudad de México, Ileana Villalobos, informó que fueron clausuradas cuatro construcciones irregulares en diversas alcaldías de la capital y que continuará la revisión de los expedientes de las actuales edificaciones.

Detalló que los inmuebles están ubicados en la avenida Aztecas número 215 en la colonia Los Reyes, alcaldía Tlalpan; en Saturnino Herrán número 127, colonia San José Insurgentes, en Benito Juárez; en Anillo Periférico 5178, en la colonia Pedregal de Carrasco en Coyoacán, y en la Carretera Federal a Cuernavaca 5257 en la colonia San Pedro Matir, en Tlalpan.

Señaló que continuarán la revisión de los expedientes de cada una de las construcciones que se realizan y dijo que de acuerdo con las mesas de entrega-recepción, existen 83 solicitudes de polígonos de actuación, aunque hasta ahora se han encontrado 124 solicitudes de trámites para la aprobación de proyectos de construcción.

Explicó que las solicitudes se encuentran en todas las demarcaciones, sobre todo en las que tienen superficies de suelo de conservación como Álvaro Obregón, Tlalpan y Magdalena Contreras, por lo que, reiteró, se revisará cada caso.

En conferencia de prensa, en presencia de la jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, la funcionaria local mencionó que también fueron encontradas 191 solicitudes de estudio de impacto urbano, es decir, los que permiten dictaminar técnica y jurídicamente la influencia o alteración que de una obra en su entorno, ello, a pesar de que la anterior administración apenas manifiesto 96.

Refirió que el Programa General de Desarrollo Urbano de la Ciudad de México fue creado hace 18 años y desde entonces no ha sido actualizado, incluso, dijo que en la alcaldía de Cuajimalpa, el plan delegacional fue instaurado en 1997, por lo que urgió su actualización.

Ileana Villalobos aseguró que conforme a las solicitudes ciudadanas, se realizará la revisión de las medidas de compensación e integración urbana, que son las medidas que se establecen para subsanar las afectaciones de las obras de construcción.

Dijo que cada caso será analizado junto con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, la Secretaria del Medio Ambiente y las dependencias encargadas de la construcción a fin de evitar duplicidad en el trabajo y la corrupción y en caso de ser necesario realizarán consultas con los vecinos de las diferentes solicitudes.

Por su parte, Sheinbaum indico a los constructores que quienes hicieron las cosas de manera legal no tendrán ningún problema y se autorizará la construcción de acuerdo con lo que marcan los usos de suelo y para ello se analizará cada caso en conjunto con la Seduvi y la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT).

Afirmó que su administración no permitirá ninguna irregularidad y agregó que las clausuras no son permanentes aunque “no se trata de regularizar lo irregular sino de que se cumpla la ley y actuarán todas las instancias correspondientes para revisar cada caso”.