Brindar trato humano a migrantes en Tijuana, objetivo de autoridades

Autoridades de los tres niveles de gobierno han mantenido una labor interinstitucional para brindar una atención respetuosa a los derechos humanos de los más de cinco mil migrantes centroamericanos...

Autoridades de los tres niveles de gobierno han mantenido una labor interinstitucional para brindar una atención respetuosa a los derechos humanos de los más de cinco mil migrantes centroamericanos varados en esta frontera.

Durante un recorrido por el albergue temporal de El Barretal, el coordinador nacional de Protección Civil, David León Romero, resaltó que los esfuerzos desplegados desde el primer minuto del 1 de diciembre han buscado brindar un trato digno a los migrantes.

En charla con Notimex, precisó que desde el 30 de noviembre, antes de que la nueva administración federal asumiera sus funciones, sostuvo una reunión interinstitucional con otros funcionarios, en la que estuvo presente el gobernador Francisco Vega de Lamadrid.

Resaltó que desde que inició el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la instrucción es brindar la ayuda para primero, estabilizar la situación que prevalecía en torno a este fenómeno migratorio con el arribo a esta frontera de los migrantes.

Señaló que en este momento, se lleva a cabo un censo en el que se han tomado los datos de unas 640 personas que habitan el albergue temporal de El Barretal y que una vez que se haya censado a todos los migrantes, se concluirá con esta primera etapa de atención.

Añadió que en esta primera etapa se instalaron los aditamentos necesarios para brindar a los migrantes servicios médicos, de alimentación y llamadas gratuitas a sus países.

La segunda etapa, dijo David León Romero, será mantener un apoyo a los centroamericanos que habitan este y los demás albergues de Tijuana, tanto a aquellos que deseen continuar con sus planes de llegar a Estados Unidos, quedarse en Tijuana o regresar a su país.

En este segundo momento, la intención del gobierno federal, insistió, es coordinarse con las instancias de los tres niveles de gobierno para mantener un trato digno, respetuoso y empático para los migrantes centroamericanos, cualquiera que sea su decisión.

En una tercera etapa y considerando que el flujo migratorio no cesará por ser un fenómeno natural, el gobierno federal buscará fortalecer a los gobiernos locales, a fin de que quien emigre lo haga por decisión propia y no por necesidad.

A manera de resumen, David León Romero señaló que de los aproximadamente seis mil migrantes que arribaron a esta frontera a mediados de noviembre, dos mil 500 permanecen en el albergue temporal de El Barretal, en tanto que entre 250 y 300 están en el albergue Benito Juárez.

Añadió que otras, entre 500 y 600 personas, están instaladas en distintos albergues de Tijuana. Los restantes mil 200 cruzaron a Estados Unidos para entregarse a las autoridades de ese país y otros tantos retornaron a sus países.