"Mi madre luchó contra el cáncer durante una década y murió a los 56 años". Así comienza el artículo titulado Mi elección médica, publicado en el diario The New York Times y escrito por la estrella de Hollywood Angelina Jolie, en el que revela que se ha sometido a una doble mastectomía para evitar sufrir el mismo sino que su madre, Marcheline Bertrand.

En febrero comenzó una serie de intervenciones quirúrgicas que finalizaron en abril "Mis médicos estimaron que tengo un 87% de probabilidades de sufrir cáncer de mama y un 50% de cáncer de ovario", explica. Con semejante porcentaje, tomó la decisión de extirparse ambas mamas para "minimizar el riesgo".

La intérprete, de 37 años, se sometió en febrero a la primera de una serie de intervenciones quirúrgicas, un procedimiento que finalizó en abril, según ha revelado ella misma, para reducir sus posibilidades de padecer cáncer de mamas de un 87% a un 5%.

"Quería escribir esto para contar a otras mujeres que la decisión de someterse a una mastectomía no fue fácil", asegura Jolie en el diario neoyorquino. "Pero estoy contenta de haberlo hecho. Puedo decir a mis hijos que no tienen que tener miedo de que me pierdan por un cáncer de mama".

Portadora de un gen 'defectuoso'

Jolie abre su corazón en el artículo y cuenta que su madre, una actriz que sacrificó su carrera para criarles a ella y a su hermano James Haven, vivió lo suficiente para tener en brazos a su primer nieto. "Pero mis otros niños nunca tuvieron la oportunidad de conocerla ni de saber cuan cariñosa y gentil era", cuenta.

Según la actriz y embajadora de la ONU, en su familia hablan a menudo de 'la mamá de mamá'.

"Ellos me preguntan si me podría pasar lo mismo. Yo siempre les digo que no se preocupen, pero la verdad es que llevo un 'gen defectuoso', BRCA1, que dispara mis posibilidades de desarrollar un cáncer de mama o de ovario", confiesa.

Brad Pitt, su gran apoyo

Brad estuvo en cada minuto de la operación. Se las ingenió pra encontrar momentos para reir juntos A Angelina tampoco le faltan las palabras de agradecimiento hacia Brad Pitt, padre de sus seis hijos —tres biológicos y tres adoptados—.

"Me siento afortunada de tener un compañero, Brad Pitt, tan cariñoso y comprensivo", escribe en el artículo. "Siento que elegí una buena opción que no disminuye en absoluto mi feminidad".

"Brad estuvo en cada minuto de la operación. Se las ingenió para encontrar momentos para reir juntos. Nosotros sabíamos que era lo correcto para nuestra familia y para unirnos más. Y así fue", relata la actriz y directora de cine.

Con todo detalle

Angelina Jolie cuenta incluso los detalles del procedimiento, de cómo tuvo que sufrir un doloroso proceso para poder salvar los pezones y cómo fue la extirpación del tejido de sus pechos, durante una intervención de ocho horas en el Era como la escena de una película de ciencia ficción, pero días después puedes volver a la vida normalquirófano. "Era como la escena de una película de ciencia ficción, pero días después puedes volver a la vida normal", asegura.

Nueve semanas más tarde, la cirugía final se completa con la reconstrucción de los senos con un implante, y subraya que en los últimos años ha habido "muchos avances" en este procedimiento y que los resultados pueden ser "hermosos".

En su carta asegura que es "tranquilizador" que, tras la operación, sus hijos no ven nada "incomodo". "Pueden ver pequeñas cicatrices, y eso es todo. Todo lo demás es mamá, lo mismo que siempre fue, y saben que los amo y haría cualquier cosa para estar con ellos todo el tiempo que pueda".