El volcán Popocatépetl
El volcán Popocatépetl registró un incremento en el número de exhalaciones de baja amplitud. NOTIMEX

Ante el incremento de la actividad del volcán Popocatépetl en los últimos días, el 51 por ciento de la población que vive en zonas aledañas está informada en cómo actuar en caso de una erupción, mientras que el 45 por ciento no tiene idea qué hacer.

Si se presentará alguna contingencia, 12 por ciento de los pobladores están totalmente listos para lo que pueda ocurrir; el 45 por ciento afirmó que está algo preparado y 30 por ciento dijo que están poco preparados, mientras que 10 por ciento carecen de un plan de acción de emergencia.

El 70% cree que la alerta volcánica podría afertar al DF En caso de una emergencia, 15.8 por ciento de los habitantes dijo que están dispuestos a ser desalojados, 54 por ciento están conformes; 21 por ciento rechazó esa medida y 4.7 por ciento está totalmente en desacuerdo.

Ante una posible erupción, 37.5 por ciento piensa que es algo probable que ocurra, 13.7 por ciento teme que sea muy probable, 34.4 por ciento siente que es poco probable y 9.1 por ciento nada probable.

En ese contexto, 17.9 por ciento manifestó que está muy preocupada ante dicho fenómeno, 31.8 por ciento algo preocupada y 27.7 por ciento poco preocupada; en tanto que 20 por ciento mencionó que la actividad volcánica no le preocupa nada.

Asimismo, 70 de cada cien de los consultados piensa que la alerta volcánica podría afectar al Distrito Federal.

Interrogados sobre las medidas gubernamentales implementadas, 23.3 por ciento respondió que son muy efectivas, 38.5 por ciento dijo que son efectivas; 21.6 las calificaron como poco efectivas, y 5.2 por ciento no le parecen buenas.

Las recomendaciones

Por ello no está demás recordar que cuando el semáforo de alerta volcánica se encuentra en amarillo fase tres es indicativo de que la actividad explosiva es de escala intermedia a alta; puede ocurrir crecimiento de domos y posible expulsión de magma, explosiones de intensidad creciente y lluvias de ceniza notorias sobre poblaciones cercanas.

Ante ello, el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) recomienda a la población en zona de riesgo permanecer atento a la información oficial que difundan; guardar y tener a la mano documentos importantes.

Asimismo, ensayar desplazamientos a sitios seguros, sitios de reunión y refugios temporales; estar alerta y seguir las indicaciones de las autoridades, ý estar preparados para una posible evacuación.

Por su parte, la Cruz Roja recomienda a los habitantes conocer el mapa de los peligros volcánicos que los pudieran afectar. Allí se delimitan las zonas de alto, mediano y bajo riesgo.

Asimismo, estar informado sobre las rutas de evacuación y las medidas del plante de contingencia de su localidad, estar atento a las alarmas ante una posible erupción; almacenar agua potable y alimentos no perecederos para disponer de ellos en el momento de una eventual evacuación. Sugirió tener preparado un maletín de primeros auxilios, un radio de pilas, una linterna en buen estado y pilas o baterías de reserva y estar alertas a las instrucciones que den las autoridades y no hacer caso a rumores.