El Instituto Electoral de la Ciudad de México tiene el reto de mantener los altos niveles de participación de votantes residentes en el extranjero, ya que en 2021 será electo, por primera vez, un diputado migrante al Congreso local.

Así lo consideró Daniel Tacher, coordinador del Observatorio Binacional de Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo, quien dijo que eso implica para el instituto capitalino determinar no sólo el mecanismo para la elección de este diputado migrante, sino mantener esa votación.

Pero, sobre todo, conservar la vinculación con una migración que ha cobrado una mayor fuerza en los últimos años, que es la migración que sale de la Ciudad de México hacia el extranjero.

Recordó que en las elecciones del pasado 1 de julio en la capital del país, más de 21 mil votos provinieron de los "chilangos" que viven fuera de México, por lo que “el Instituto Electoral de la Ciudad de México tiene una misión muy importante, porque tiene en sus manos el potencial de votantes más grande que hay de residentes en el extranjero”.

En ese sentido, calificó de ejemplar en el pais la participación que ha logrado el organismo electoral de capitalinos migrantes y aplaudió su estrategia de vinculación directa con los connacionales, y consideró necesario que intensifique su labor e informe de manera más precisa cómo está cambiando la estructura política de la ciudad.