Izquierda española pierde control de Andalucía e irrumpe extrema derecha

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ganó hoy por un mínimo margen las elecciones locales en la comunidad de Andalucía, en el sur de España, pero sin opción de formar gobierno, por lo que...

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ganó hoy por un mínimo margen las elecciones locales en la comunidad de Andalucía, en el sur de España, pero sin opción de formar gobierno, por lo que podría perder el control de la región que ostenta desde hace 36 años.

Los comicios celebrados este domingo en Andalucía tuvieron como novedad la irrupción de la extrema derecha con el partido Vox, que obtuvo 12 de los 109 escaños en disputa, que serían claves para la negociación para formación de gobierno, bajo acuerdo parlamentario.

Con 98.27 por ciento de los votos contados, el PSOE, dirigido por la actual presidenta andaluza Susana Díaz, suma 33 escaños, 14 menos que en 2015, mientras que el conservador Partido Popular (PP) obtuvo 26 escaños, frente a 33 de 2015, y la centroderecha Ciudadanos logró 21 sobre los 12 que sumaba.

La coalición izquierdista Adelante Andalucía, integrada por Podemos e Izquierda Unida, suma 17 escaños frente a los 20 que tenían en la anterior legislatura.

Con estos resultados, las formaciones de derecha (PP, Ciudadanos y Vox) podrían sumar 59 escaños juntos, con lo que rebasarían la mayoría absoluta de 55 votos en el parlamento local, y con ello formar un gobierno diferente de los socialistas.

Asimismo, las posibilidades de Susana Díaz para gobernar son escasas, debido a que las formaciones que podrían apoyarle, como Adelante Andalucía o incluso Ciudadanos, no suman los 55 votos de investidura que necesita.

El resultado de estas elecciones se toma como un pulso nacional, ante la posibilidad de que el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, convoque a elecciones generales anticipadas ante la falta de mayoría parlamentaria para continuar hasta 2020.

Tras el resultado electoral, Díaz lamentó que sea en Andalucía por donde la extrema derecha llegue a posiciones políticas en España, tal como ocurre actualmente en otros países de Europa y del mundo.

En una breve comparecencia, aseguró que su prioridad es evitar que los demás partidos políticos no vinculen sus votos de investidura a Vox, y que si quieren hacerlo lo digan abiertamente.

Por su parte el líder del PP en Andalucía, Juan Manuel Moreno, aseguró que se va a presentar como aspirante a presidir el gobierno local tras unos resultados que marcan un cambio de tendencia política en España.