Médicos cubanos demandan a la OPS por someterlos a "esclavitud moderna"

Un grupo de médicos cubanos anunció hoy una demanda federal contra la Organización Panamericana de la Salud (OPS), organismo al que acusan de formar parte de “un instrumento monetario” que los...

Un grupo de médicos cubanos anunció hoy una demanda federal contra la Organización Panamericana de la Salud (OPS), organismo al que acusan de formar parte de “un instrumento monetario” que los utilizó como esclavos.

En una rueda de prensa, los médicos del programa "Mais Medicos" argumentaron que fueron enviados a Brasil desde Cuba como parte de una "misión médica extranjera" en condiciones que violan las leyes estadunidenses e internacionales contra el trabajo forzoso.

"Los valientes médicos se retiran después de años de silencio para mostrar cómo la OPS patrocinó, administró y se benefició de un esquema ilegal elaborado por Cuba y Brasil”, dijo el principal abogado de los demandantes, Sam Dubbin, al calificar el esquema como “esclavitud moderna ”.

Según documentos oficiales, los médicos cubanos vieron menos del 10 por ciento del dinero pagado por Brasil por sus servicios y el resto fue guardado por el gobierno de Cuba y la OPS, entidad con sede en Washington D.C.

Según Dubbin, en los últimos cinco años Brasil habría pagado alrededor de mil 500 millones a la OPS por el programa "Mais Medicos", de los cuales esa entidad se quedó con 75 millones y entregó mil 300 millones a Cuba, que a su vez pagó a los médicos cubanos unos 125 millones.

“Pensamos que estábamos en el negocio de curar y ayudar a otros, ahora pedimos que alguien nos cuide. Trabajamos demasiado para renunciar a los derechos humanos básicos y los salarios”, dijo Ramona Matos, una doctora cubana que abandonó el programa “Mais Medicos” de Brasil.

"Simplemente estamos pidiendo una compensación de lo que ganamos, y esperamos que este caso exponga la terrible práctica de Cuba de abusar de sus médicos en otras misiones extranjeras", señaló.

Según los abogados de los demandantes, este es el primer ejemplo conocido de una organización internacional -que depende de la Organización Mundial de la Salud y de Naciones Unidas- que actúa como un socio clave en “la trata de personas” en Cuba.

Otra de las doctoras presentes en la rueda de prensa, identificada como Tatiana Carballo Gómez, denunció: “nos obligaron a ir a Brasil, nos engañaron y fuimos explotados por nuestra experiencia”.

Los abogados de los demandantes explicaron que la demanda será colectiva para que se unan otros médicos cubanos y otros profesionales de la salud que viven ahora en Estados Unidos.

El programa “Mais Medicos” fue establecido en octubre de 2013 por el gobierno de la entonces presidenta brasileña Dilma Rousseff. Bajo el acuerdo, los médicos cubanos han estado trabajando en áreas remotas de Brasil, donde pocos doctores locales quieren vivir.

Cuba tomó hace unos días la decisión de retirar a más de 11 mil médicos que trabajan actualmente en Brasil, luego que el presidente electo Jair Bolsonaro cuestionara la preparación de los especialistas, condicionara su estancia en el programa a la revalidación de su título e impusiera "como única vía la contratación individual".