El sexenio que está por concluir fue un periodo de gran crecimiento y orden para el negocio inmobiliario y de la vivienda en México, aseguró el presidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Alejandro Kuri Pheres.

“Desde los primeros días del gobierno que hoy termina se creó la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), con esta se establecieron los perímetros de contención urbana, los nuevos parámetros de tamaño, calidad y ubicación de las viviendas, se impulsó el programa de movilidad inmobiliaria, de programas de apoyo a no afiliados, entre otros temas”, resaltó.

Con ello, expuso durante el XLVII Congreso Nacional Inmobiliario de AMPI 2018, se puede decir que en México en los últimos seis años “se hicieron mucho mejor las cosas”, tanto en cantidad como en calidad en el tema de vivienda, incluso cuando al inicio de la administración había dudas de las metas propuestas.

En entrevista con Notimex afirmó: “Todos creíamos en el sector que se iban a construir menos viviendas con la nueva política planteada, sin embargo, no solo se construyó mejor vivienda y mejor ubicada sino más en cuestión de número que en sexenios anteriores”.

Subrayó que ante el giro que se le dio a la política pública de vivienda se incentivó un crecimiento exponencial de la industria inmobiliaria sin precedente y en beneficio de los consumidores mexicanos y extranjeros.

“Con las nuevas reglas se formó otro fenómeno importante de 200 participantes en el sector de la vivienda, pues nos elevamos a dos mil 700, eso significa que al cambiar las reglas se rompió esa relación entre las autoridades con los grandes consorcios de vivienda, donde más jugadores se atrevieron a intervenir en el negocio”, subrayó.

Mencionó que promover un mayor número de participantes el mercado inmobiliario no solo operó de una forma más sana sino que provocó un estado de libre mercado con una competencia real.

“200 participantes grandes se pueden poner de acuerdo y manipular los precios, pero dos mil 700 ya no”, apuntó, tras enfatizar que la mayor competencia generó mejores precios al consumidor de bienes inmuebles.

Kuri Pheres admitió, sin embargo, que pese a los grandes avances en el actual sexenio también existieron pendientes, como abatir el rezago de vivienda.

“En un sexenio no se resuelve la vida política y económica de un país, pero se avanzó muchísimo. Hubo grandes logros, pero el rezago de vivienda no se podrá contrarrestar en un sexenio ni tampoco quizá en 10 administraciones", indicó.

Sostuvo que se continúa con un déficit de vivienda en el país del orden superior a siete millones de vivienda y aunque el tren vaya a todo vapor no se podrá resolver en mucho tiempo.