Correos de México emite estampilla de la tortuga de Mapimí

Con el objetivo de preservar la tortuga de Mapimí, así como admirar su belleza, el Servicio Postal Mexicano–Correos de México emitió una estampilla dedicada a esta especie catalogada por la...

Con el objetivo de preservar la tortuga de Mapimí, así como admirar su belleza, el Servicio Postal Mexicano–Correos de México emitió una estampilla dedicada a esta especie catalogada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en peligro de extinción.

De acuerdo con la coordinadora general de Logística y Operación del organismo, Blanca Estela Mejía Espíndola, el diseñador del timbre postal, Sergio Egnar García Ruiz, empleó la técnica de fotografía y composición digital en las 100 mil piezas que están disponibles en todas las oficinas postales del país.

La tortuga de Mapimí (Gopherus flavomarginatus) es una especie de fauna silvestre característica del Bolsón de Mapimí, en el desierto de Chihuahua, la cual tiene una longitud de 46 centímetros y es la más grande de la región.

Alcanza su madurez sexual alrededor de los 20 años y se calcula que llega a vivir 100 años, pese a su vulnerabilidad en las primeras etapas de existencia, dijo el organismo en un comunicado.

En cada ciclo reproductivo, la hembra deposita cerca de una docena de huevos; sin embargo, una hembra reproductiva exitosa contribuye demográficamente con un individuo cada tres años, y hoy en día es de gran importancia ecológica, pues es considerada endémica de la Reserva de la Biósfera de Mapimí.

Dicha tortuga se encuentra protegida en la categoría de especies en peligro de extinción en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-ECOL-2001, Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres-Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo.

En el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), desde el 28 de junio de 1979 se creó la Reserva de la Biósfera de Miami con 340 mil hectáreas para proteger esta tortuga y otras especies únicas de flora y fauna.

Desde 1996 la tortuga está catalogada como “vulnerable” y aparece en la lista roja de las especies amenazadas, descrita por la Unión Mundial para la Naturaleza (IUCN), y también es definida como “amenazada” con base en la Ley de Especies en Peligro de Extinción (ESA) de Estados Unidos.