Recomiendan tratamiento oportuno para prevenir nuevas alergias

Si ya se padece una alergia, tanto a elementos ambientales (polvo o polen) como a animales o comida, se recomienda iniciar un tratamiento inmunológico para prevenir vulnerabilidad ante otros factores...

Si ya se padece una alergia, tanto a elementos ambientales (polvo o polen) como a animales o comida, se recomienda iniciar un tratamiento inmunológico para prevenir vulnerabilidad ante otros factores o nuevas alergias, afirmó el experto Carlos Torres Lozano.

El jefe del Departamento de Inmunología Clínica y Alergia del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Carlos Torres Lozano, dijo que iniciar un protocolo de control y llevarlo a cabo de manera disciplinada, fortalece el organismo y por lo tanto es menos probable desarrollar nuevas alergias.

“Si sigue las indicaciones tal cual se las hacemos, no sólo notará una mejoría frente al alergeno que lo afecta, sino que tendrá, en adelante, menos sensibilidades de este tipo”, afirmó.

Añadió que si bien es cierto la condición del alérgico tiene un origen genético en la mayoría de los casos, evidente cuando se trata de rinitis o de asma, el tratamiento con vacunas que se ofrece en el IMSS es una buena alternativa para mejorar la calidad de vida del paciente.

Apuntó que la alergia es como el fuego, si no la controlamos se extiende. Hay que tomarlo en cuenta sobre todo en personas que la padecen desde la infancia, que tuvieron síntomas respiratorios asociados a algún alergeno.

“En algunos casos, el problema desaparece con los años, pero en otros sigue en marcha y se manifiesta ante elementos ambientales o que están en la casa”, aseguró.

El asma y la urticaria son dos signos de alarma por alergia y lo mejor que puede hacer el enfermo, dijo Torres Lozano, es acudir con un especialista para saber qué lo afecta y, de ser posible, retirarlo de la vida cotidiana, como pueden ser perros, gatos u otro tipo de mascotas, así como algunas variantes de plantas.

“Hay factores más difíciles de aislar, como los ácaros del polvo, pero existen medidas para reducir su presencia en los ambientes que frecuentamos y tienen que ver con la higiene de ropa de cama, ventilar la casa, lavar muebles de tela y cortinas y evitar las alfombras”, añadió.