Policía australiana desactiva supuesto ataque en Melbourne

La Organización de Seguridad e Inteligencia australiana arrestó este martes a tres individuos a los que acusa de planificar un ataque en la ciudad de Melbourne, una ciudad que aún se está recuperando...

La Organización de Seguridad e Inteligencia australiana arrestó este martes a tres individuos a los que acusa de planificar un ataque en la ciudad de Melbourne, una ciudad que aún se está recuperando de un incidente mortal, ocurrido hace dos semanas.

Los sospechosos, de 21, 26 y 30 años de edad, son australianos de origen turco, a quienes las agencias federales habían cancelado sus pasaportes el año pasado, y fueron detenidos cuando intentaban comprar una arma semi-automática para llevar a cabo el ataque.

Según Graham Ashton, comisionado de la policía del estado de Victoria, los arrestados buscaban un lugar donde se reuniera un gran número de personas para así "matar a tanta gente como fuera posible"

"Hubo una primera vista (de los detenidos) hacia un lugar lleno de gente, un lugar al que asistirían las personas para poderlas matar, alegamos, matar a la mayor cantidad posible de personas", detalló Ashton a periodistas en una conferencia de prensa.

Ashton comentó que los tres hombres habían estado bajo investigación desde marzo, pero en los últimos días habían intentado comprar un rifle semiautomático calibre 22 para utilizarlo en el supuesto complot.

"Ciertamente, inspirados por el Estados Islámico, eso lo sabemos y esta última semana estuvimos mucho más atentos", sostuvo Ashton.

Dos de los sospechosos no tenían antecedentes penales, mientras que un tercero solo había sido citado por un delito menor, informó la afiliada de CNN Nine News Australia.

Los arrestos se producen cuando decenas de victorianos se reúnen para llorar a Sisto Malaspina, quien fue apuñalado en un ataque terrorista hace dos semanas en el distrito central de negocios de Melbourne.

Malaspina, copropietario del popular Bar Espresso de Pellegrini, recibió un funeral de estado el martes.

Entre los asistentes se encontraban el premier de Victoria, Daniel Andrews, Bill Shorten, líder del opositor Partido Laborista de Australia y miembro del Parlamento que nació y se educó en Melbourne, y la alcaldesa de Melbourne, Sally Capp, según Nine News.

Malaspina fue asesinado por Hassan Khalid Shire Ali, de 30 años de edad, quien apuñaló a tres personas en un incidente que la policía subrayó que estaba "inspirado por el Estado Islámico". Sus otras dos víctimas sobrevivieron al ataque.

Hassan Khalif Shire Ali, de 30 años, estrelló su vehículo, cargado con botellas de gas, en una zona comercial de la calle Bourke, y después atacó con un cuchillo a los transeúntes del lugar, hasta que la Policía le disparó en el pecho. El agresor murió poco después en el hospital.