Las dos Coreas celebrarán hoy un evento para conmemorar el 20º aniversario del establecimiento de un programa turístico conjunto -suspendido actualmente- a la montaña escénica norcoreana Kumgang.

Cerca de 100 surcoreanos y 80 norcoreanos asistirán a la primera ceremonia de celebración en cuatro años, que tendrá lugar, durante dos días, en el complejo hotelero situado en la costa este de Corea del Norte, destacó la agencia Yonhap.

El evento es coorganizado por el Grupo Hyundai, que operaba el proyecto turístico, y el Comité para la Paz de Asia-Pacífico de Corea del Norte.

Por  surcorea participan  cerca de 30 ejecutivos de Hyundai, incluida su presidenta, Hyun Jeong-eun, seis legisladores, exfuncionarios del Gobierno, expertos privados, ejecutivos empresariales y periodistas.

El programa turístico fue un símbolo clave de la reconciliación entre las dos Coreas, que permanecen técnicamente en guerra, ya que la Guerra de Corea de 1950-53 acabó solo con un armisticio, en lugar de con un tratado de paz.

El programa, que atrajo a alrededor de 370 mil turistas en 2007, fue suspendido al año siguiente por el Gobierno de Seúl, tras la muerte de una turista surcoreana en el complejo por los disparos de un guarda norcoreano.

Las dos Coreas celebraron eventos conmemorativos conjuntos casi cada año de 1999 a 2014, pero los mismos no han tenido lugar desde entonces debido al aumento de las tensiones intercoreanas.

Pero ahora, debido al reciente deshielo de las relaciones intercoreanas, han estado creciendo las expectativas de la reanudación del programa turístico. En su última cumbre realizada en septiembre, los líderes de las dos Coreas acordaron normalizar el programa cuando se cumplan las condiciones.

La visita de Hyun al Norte supondrá la tercera de su tipo este año. La ejecutiva acompañó al presidente surcoreano, Moon Jae-in, en su viaje a Pyongyang del mes pasado para celebrar una cumbre con el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un. Ella también visitó en agosto la montaña Kumgang para asistir a un servicio conmemorativo por su difunto esposo y expresidente del Grupo Hyundai, Chung Mong-hun.