El Ballet Folklórico de México, fundado hace más de seis décadas por la coreógrafa Amalia Hernández, concluye este fin de semana en la ciudad de Nueva York una gira, que incluyó presentaciones en más de 20 ciudades en 15 entidades de Estados Unidos.

La gira concluye con presentaciones este domingo en el foro del Lehman Center de la ciudad de Nueva York, y el lunes en el Anderson Center de Binghamton, con un programa que incluye las coreografías “La gran Tenochtitlán”, “Charreada” y “Fiesta en Jalisco”, entre otros.

Iniciada, el pasado 21 de septiembre en la ciudad fronteriza de McAllen, Texas, la gira del Ballet Folklórico de México incluyó las ciudades de El Paso, Mesa, Las Vegas, Los Ángeles, San Luis Obispo, San José, Omaha y Lincoln, entre otras.

Fundado en 1952 por la coreógrafa Amalia Hernández, el Ballet Folklórico de México ha sido una de las más emblemáticas agrupaciones de baile tradicional mexicano.

Además de presentarse en todo México, el grupo ha realizado más de 100 giras internacionales visitando un total de 60 países.

El Ballet Folklórico de México viaja acompañado de dos agrupaciones de músicos tradicionales mexicanos, uno de música jarocha y otro de mariachis, que interpretan sones, jarabes y polkas.

De acuerdo con sus representantes, el Ballet Folklórico de México busca seguir difundiendo por el mundo el legado cultural que dejó su fundadora Amalia Hernández, quien falleció en el año 2000, en sus coreografías, así como ofrecer al mundo una mirada a la diversidad cultural mexicana a través de la danza y la música.