La empresa mexicana de entretenimiento Distroller llegó esta semana a Chile, lo que generó largas filas de interesados en adquirir las tres líneas de productos que se comercializarán en este país sudamericano.

La tienda Almacenes Paris del centro comercial Costanera Center lució en las últimas horas una larga fila de padres y niños interesados en adquirir juguetes de las líneas “Neonatos”, “Chamoy y amiguis” y “Virgencita Plis”, imagen que se repitió en el centro comercial Parque Arauco.

La actividad se repetirá la próxima semana en otros dos centros comerciales de la capital chilena.

Distroller nació en 2004 de la mano de Amparo Serrano (“Amparín”) y en poco tiempo se transformó en una de las empresas líderes de entretenimiento de Latinoamérica, con más de seis millones de juguetes comercializados al año.

La directora de Comunicación Internacional de Distroller, Helen Soulayrac, dijo a Notimex que “esta es nuestra presentación internacional en sociedad. Nosotros no vendemos solamente productos, sino experiencias a niñas y niños, grandes y chicos”.

Señaló que “es una marca que conecta emocionalmente, ha sabido escuchar a las niñas y niños de corazón, es una marca con valores, con un valor muy importante y poderoso como la imaginación”.

Comentó que ya abrieron tiendas en varias ciudades de España, además de puntos de venta en Panamá y Perú, los cuales se unen a los cuatro de Chile “para empezar”, y otros en Colombia que abrirán a más tardar en enero próximo.

Puntualizó que también están considerados a futuro los mercados de Argentina y Brasil “porque es una marca universal, donde el idioma, en el caso de Brasil, no es ninguna barrera”.

La CEO de Distroller Internacional, Gaby Pavón, aseveró que “el plan de expansión lo estamos haciendo de la mano de distribuidores locales porque ellos tienen el manejo de los mercados en cada país”.

Añadió que “nuestra marca ofrece permanencia, entretenimiento a largo plazo, construcción de marca, productos de alto valor agregado, pero Chile tiene otro modelo comercial, por eso nos costó casi tres años de negociación llegar acá”.

“Estamos orgullosos y muy contentos, traemos la bandera de México lo más alto que podemos, esta es la 15 apertura que hacemos en un mes y medio y en todas partes hemos tenido más de mil personas en nuestras actividades, donde llegamos al corazón del fan”, puntualizó.