Donan estructura usada en Feria de las Culturas Amigas al Faro Tláhuac

La primera de las 13 estructuras con forma piramidal colocadas durante la Feria Internacional de las Culturas Amigas (FICA) 2018 en el Zócalo de la Ciudad de México fue donada a la Fábrica de Artes y...

La primera de las 13 estructuras con forma piramidal colocadas durante la Feria Internacional de las Culturas Amigas (FICA) 2018 en el Zócalo de la Ciudad de México fue donada a la Fábrica de Artes y Oficios (Faro) Tláhuac.

El coordinador general de Asuntos Internacionales del gobierno capitalino, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, hizo la entrega simbólica de la estructura al secretario de Cultura de la ciudad, Eduardo Vázquez Martín, y a Alejandro Rincón, responsable del Faro Tláhuac.

El gobierno local explicó en un comunicado que en sus últimas tres ediciones, la Feria Internacional de las Culturas Amigas ha invitado al gremio arquitectónico por medio de un concurso a crear el espacio ferial.

En la edición de este año se buscó rendir homenaje a la vieja Tenochtitlan y volver a poner en el Zócalo los elementos piramidales para recordar el pasado prehispánico con la finalidad de ser reutilizados en un futuro.

El secretario de Cultura capitalino explicó que los arquitectos que crearon la obra consideraron que se podía reutilizar, a diferencia de otras ferias en las que esos elementos se destruyen.

Celebró la colocación de la “pieza plástica y elegante”, que el pasado 31 de octubre se instaló en el terreno adyacente al edificio principal y a la carpa de actividades escénicas.

“Es una forma de reconocer el talento de la joven arquitectura. Es una nueva generación de expertos que piensa en estas estructuras ligeras y económicas posibles de cambiarlas de terreno y pasarlas, por ejemplo, de un espacio como el Zócalo al suroriente de nuestra ciudad”, expresó

El socio y director del despacho de arquitectura TO, que elaboró las estructuras, José Amozurruti, dijo que la idea era que por primera vez, en los 10 años de la feria, toda la estructura se fuera a las comunidades afectadas por los sismos para servir como carpas, centros comunitarios, de acopio e incluso albergues.

“Estamos buscando llevarlas a las comunidades afectadas por los sismos de 2017; hasta ahora también fue aceptada en Ocuilan de Arteaga, Estado de México, y seguimos viendo en otros pueblos afectados”, refirió.

José Amozurrutia detalló que algunas piezas restantes del pabellón fueron donadas a Reconstruir MX, asociación civil constituida por un grupo de arquitectos, quienes después de los pasados sismos ofrecieron su conocimiento a las comunidades dañadas.