El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, aseguró que se analizará el tramo de la autopista México-Pachuca donde se registró la explosión de la pipa de gas, a fin de detectar los puntos donde se pone en riesgo la seguridad de los habitantes de la zona.

Durante un encuentro con vecinos de San Pedro Xalostoc, afectados por el accidente, el funcionario federal indicó que crearan una mesa con especialistas de universidades, para determinar cuáles son los puntos negros en la vialidad.

Asimismo, Ruiz Esparza comentó que están revisando la Norma 012, con el objetivo de detectar cuáles con los pesos y dimensiones que pueden quedarse en las autopistas del país y que respeten toda la seguridad de los usuarios y las personas que están alrededor.

"Vamos a tomar las medidas para que estén seguros y evitar otra tragedia como esta", enfatizó el funcionario en la reunión en la estuvo presente el gobernador de la entidad, Eruviel Avila.

Se ve que hay viviendas muy pegadas a la autopistas o la autopista muy pegada a las viviendas. En este sentido, el secretario destacó la importancia de crear una mesa de trabajo para detectar los puntos de riesgo de esta autopista, ya que "se ve que hay viviendas muy pegadas a la autopistas o la autopista muy pegada a las viviendas", anotó.

"Tendremos que ver quién tiene la razón y el derecho, pero siempre con la comprensión a los vecinos de Xalostoc, habrá que ver si se tendrá que construir una barrera de contención mucho más sólida, en algunos casos podrá negociarse una reubicación", afirmó.

Además, señaló que están en un proceso de revisión de la Norma 012 para ver cuáles con los pesos y dimensiones con los que pueden circular los camiones en las autopistas del país, a fin de preservar la seguridad de los usuarios y las personas que viven alrededor.