Con un crecimiento de 32 mil a casi 37 mil trabajadores, así como en su infraestructura, con cinco Unidades de Medicina Familiar más y cifras históricas en el abasto de medicamentos, de un 99.7 por ciento, cierra la actual administración del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Jalisco.

Al rendir el sexto informe de labores, el delegado del IMSS en Jalisco, Marcelo Castillero Manzano, destacó que la entidad se posicionó entre las delegaciones más productivas en cuanto a crecimiento de empleo en el país.

“1.3 millones de asegurados en 2012, contra 1.8 millones a octubre de 2018, lo que se tradujo en ingresos extra, vía estímulos al ingreso (en especial de 2015 a la fecha), los cuales se aplicaron en el crecimiento y la ampliación de infraestructura, principalmente”, señaló.

Destacó que a lo largo de la presente administración, se construyeron cinco Unidades de Medicina Familiar: Tesistán, Tonalá, Cocula, Techaluta y San Ignacio Cerro Gordo.

Además de que está en proceso la edificacion de la Clínica de Mama y trabajos de ampliación en una segunda etapa, del Hospital General de Zona (HGZ) 42 de Puerto Vallarta.

El titular del IMSS en Jalisco abundó sobre la Clínica de Mama, cuya edificación está ya avanzada con una inversión cercana a los 80 millones de pesos y será la primera en su tipo en la entidad y la tercera en el país.

Detalló que a lo largo de la presente administración estatal, la delegación Jalisco del IMSS se mantuvo superavitaria: en 2012, los ingresos fueron del orden de los 21 mil millones de pesos, contra 18 mil 700 millones de pesos de gastos, mientras que en la recta final del 2018, los fondos sumaban 26 mil millones de pesos, en tanto que los egresos 19 mil millones de pesos.

Otro aspecto que el delegado del IMSS en Jalisco subrayó durante su informe, fue el relativo a la digitalización de servicios.

Mencionó la Nube Médica de Alto Desempeño, la cual, mediante las aplicaciones que alberga en los servidores generó, tan sólo en el último año, más de dos millones 450 mil notas médicas; casi 925 mil notas de ingreso a urgencias; cerca de 213 mil ingresos hospitalarios y alrededor de 103 mil recetas de oxígeno domiciliario.

En el rubro de pensionados, indicó que mientras en 2012 existía en esta delegación una nómina de poco más de 198 mil, para septiembre de 2018, la cifra rebasaba los 266 mil 200. El egreso bruto sexenal por concepto de pago de pensiones, destacó, es de 86 mil 601 millones de pesos.

“Las quejas de nuestros derechohabientes bajaron entre el 2012 y el 2018, un 43 por ciento”, sin embargo, existen claroscuros en áreas muy sensibles como la oportunidad en la atención en el llamado "segundo nivel", es decir, el envío de pacientes de su UMF al hospital general que les corresponde.

Ante esto dijo que se tienen proyectos importantes de reforzamiento en este segundo nivel de atención, como es un nosocomio de 260 camas en Zapopan y la ampliación del HGZ No. 14 que, gracias a la donación de una calle por parte del ayuntamiento de Guadalajara, se analiza para concretarse muy seguramente en la siguiente administración.

Otros proyectos que mencionó incluyen un hospital de 90 camas en Huentitán, así como una UMF en Tlajomulco, al igual que trabajos de ampliación y remodelación en la UMF de El Salto y de Lagos de Moreno, sin olvidar la construcción del Centro de Simulación del CMNO y readecuaciones en las terapias intensivas de adultos y neonatos en el HGR 46.

Señaló que el IMSS debe continuar como la institución sólida que es y que, en el caso de Jalisco, ampara ya a más del 60 por ciento de sus habitantes.

El reto es que la atención que se brinda sea no sólo con calidad, sino muy especialmente con oportunidad, y en ello se trabajó a lo largo de la administración que concluye, y se continuará hasta alcanzar mejores niveles de satisfacción.