En estos días que se realiza El Buen Fin los comercios se ven inundados de ofertas y promociones, las cuales deberán ser respetadas y en caso de una negativa para hacerla válida el cliente puede hacer valer sus derechos, de acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

El organismo informa en su portal que los establecimientos comerciales están regulados por la Ley Federal de Protección al Consumidor, por lo que deberán cumplir con las promociones que ofrecen.

Refiere que algunas de sus obligaciones son: no podrán ofrecerlas anunciando un valor monetario para el bien, producto o servicio ofrecido, notoriamente superior al normalmente disponible en el mercado.

Además están obligados a informar y respetar los precios, tarifas, términos, plazos, fechas, modalidades, reservaciones y demás condiciones conforme a las cuales se hubiera ofrecido la promoción, y evitar el uso de información o publicidad engañosa en los productos que comercialicen.

La Profeco recuerda que la información abusiva es aquella referente a características o información relacionadas con algún bien, producto o servicio que, pudiendo no ser verdadero, inducen a error y confusión por la forma inexacta, falsa, exagerada, parcial, artificiosa o tendenciosa en que se presenta.

Asimismo, destaca que si el autor de la promoción u oferta no cumple con su ofrecimiento el cliente puede optar por exigir el cumplimiento, aceptar otro bien o servicio equivalente, la rescisión del contrato.

Adicionalmente, indica, el cliente tiene derecho al pago de la diferencia económica entre el precio al que se ofrezca el bien o servicio objeto de la promoción y su precio normal o bien pago de una bonificación, que no podrá ser inferior a 20 por ciento del precio pagado.

Asimismo, recuerda al consumidor que la Profeco los respalda y pone a disposición los siguientes mecanismos para hacer valer sus derechos como consumidor: la queja, la denuncia y Profeco te protege.