El Senado turnó a la Cámara de Diputados el dictamen que expide la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República, en donde se establece que será un órgano público autónomo, dotado de personalidad jurídica y patrimonio propio, con lo cual desaparecerá la PGR.

Después de la aprobación en lo general y en lo particular sin cambios importantes a las más de 50 reservas presentadas, el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres Guadarrama, turnó a la colegisladora la minuta correspondiente.

Se indica que la Fiscalía General de la República tendrá como fines la investigación de los delitos y el esclarecimiento de los hechos en materia de su competencia.

Se tuvo un debate de más 10 horas y 61 votos en favor de las bancadas de Morena, PT y Encuentro Social, así como 37 en contra del PRI, PRD, PAN y Movimiento Ciudadano.

En la discusión de reservas se rechazó la propuesta de la senadora Kenia López, del PAN, de crear una quinta fiscalía para la atención de delitos cometidos contra las mujeres, lo cual derivó en un ríspido debate.

De acuerdo con el dictamen avalado, la Fiscalía General de la República contará con cuatro Fiscalías Especializadas: en Materia de Derechos Humanos; en Delitos Electorales; en Combate a la Corrupción; y de Asuntos Internos. Los titulares serán designados y removidos por el Fiscal General.

El nombramiento del Fiscal General se sujetará a lo estipulado en el Artículo 102, Apartado A, de la Constitución.

A partir de la ausencia definitiva del Fiscal General, el Senado contará con 20 días para integrar una lista de al menos 10 candidatos que enviará al Ejecutivo Federal, quien tendrá 10 días para formular una terna que regresará al órgano legislativo para que el Pleno elija.

Si el Ejecutivo no recibiera la lista en el plazo citado enviará libremente al Senado una terna y designará provisionalmente al Fiscal General, quien ejercería sus funciones hasta que haya una designación definitiva. El encargado de la Fiscalía podrá formar parte de la terna.

La Ley Orgánica establece que el titular de la Fiscalía sólo podrá ser removido por el Presidente de la República por incumplir de manera reiterada los fines institucionales; por participar, tolerar, consentir o apoyar violaciones graves a los derechos humanos, o cometer violaciones graves a la Constitución.

El dictamen incluye que la nueva Fiscalía tenga como atribuciones otorgar una procuración de justicia eficaz, efectiva, apegada a derecho, que contribuya a combatir la inseguridad y disminuirla.

Quienes aspiren a ocupar la titularidad de la Fiscalía General de la República deberán cumplir, como mínimo, los requisitos de elegibilidad: tener la ciudadanía mexicana; y tener cuando menos treinta y cinco años cumplidos el día de la designación.

Además contar, con una antigüedad mínima de diez años, con título profesional de licenciado en derecho; gozar de buena reputación; y no haber sido condenado por delito doloso.

El documento señala que la Cámara de Diputados, tomando en cuenta el principio de austeridad, contemplará en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2019 y subsecuentes la asignación y garantía de la suficiencia presupuestal para la instalación de la Fiscalía General de la República y la ejecución de la planeación estratégica de transición.